Archivo del autor

Piedras preciosas

 


Las desgracias más temidas son, de ordinario, las que no llegan jamás”. James Russell Lowell, poeta romántico (1819-1891).

A mi mujer le encantan los minerales. De ella he aprendido a valorar todo tipo de minerales más allá de los que todos conocemos. También he aprendido una lección que hoy quiero compartir con vosotros y que me hace pensar que con actitud crítica y constructiva, incluso de los minerales petrificados, elementos que son totalmente inanimados, se puede aprender algo.

Seamos realistas: no sabemos equivocarnos. La mayor parte de nuestros traumas individuales y corporativos provienen de no saber asumir que nos equivocamos. Somos falibles. Todos. Nadie en su sano juicio hoy en día repetiría esa famosa frase trágica que dice: “Soy la persona que más admiro porque soy la persona que me ha enseñado a equivocarme”. Porque admiramos a otros, a otros que además supuestamente nunca se equivocan. De hecho queremos contratar a gente que no se equivoca con equipos que no se equivocan. El error no forma parte de los balances de resultados, no existen casos de fracaso. Pero hay algo aún más artificial e inhumano. Leer el resto

Linked mind (II)

 

“Ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización.” Bertrand Russell

El gran Russell  dijo esto hace más de 60 años y sin saberlo hablaba del mismo concepto de excedente cognitivo que utiliza hoy Clay Shirky para ilustrar el poder de las mentes motivadas y conectadas. Especialistas de nicho, granjas de ideas, círculos de confianza y prosumidores de producto tienen algo en común: la mejora abierta. Ya no es un claim para accionistas, en este nuevo mundo en versión BETA continua tu mensaje se proyecta sobre un público difuso. Leer el resto

Linked mind (I)

 

La grandeza no consiste en recibir honores sino en merecerlos“. Aristóteles.

Decía un vasco a quién respeto mucho desde niño que hay cierta avaricia intelectual en el hecho de saber algo y no querer transmitirlo. La gran defensa del talento conectado que se está librando desde diferentes foros sociales parece que tiene como máxima evitar esta avaricia y promover espacios laterales, entornos de pensamiento creativo.  A mí personalmente me inquietan las fórmulas que empleemos para pasar de la fábrica a la realidad líquida que viene y en la que todos estaremos realmente conectados. No me preocupan quienes aún no se convencen de que esta nueva realidad asociativa ha superado ese estadio de evolución industrial donde generalizar daba dinero. Tendrán que aceptar que necesitamos Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs) en las escuelas y en las empresas, para nuestros hijos, pero también para nuestros compañeros de trabajo. Entre las primeras tareas a cumplir debemos redefinir lo que hemos llamado ÉXITO y construir de forma artesanal y abierta los espacios de creación de valor. Creo que no es necesario que argumente que los espacios actuales ya no sirven. Es necesario abandonar el concepto de FÁBRICA y visualizar un nuevo entorno abierto en el que la marca ya no es tan importante y donde la potencialidad relacional supera a la transaccional, una red de puntos de encuentro donde se cuide la co-creatividad y se trabaje a partir del crédito personal. Este crédito ya no es dinero, es algo más complejo y se llama CONOCIMIENTO. Leer el resto

Compartir mi trozo de la tarta

Cloud

En everis nos dedicamos a ofrecer conocimiento, somos una empresa intensiva de conocimiento. De hecho nuestro valor depende de la capacidad de captación, mantenimiento, previsión y provisión de ideas que tengamos.

Nuestro éxito radica en que ese motor de ideas continuo que son las personas no pierda fuerza ni ilusiones.

No somos un negocio puro, damos servicio a otros que son negocio por sí solos para facilitarles su trabajo. Las consultoras no somos la esencia de la economía de un país pero tejemos e hilamos fino para que la red de relaciones y mercados sea densa, resistente y mantenga cierta coherencia. Asesoramos, acompañamos, facilitamos. Lo hacíamos en la era de la Sociedad de la Información y lo haremos en la era de la Sociedad de la Comunicación, donde cada nodo y cada contacto nos abrirá a todos una puerta al mundo conectado. Las posibilidades son infinitas, nuestro trabajo no es que todas sean factibles sino que nuestros clientes puedan acceder a ellas con garantía. Leer el resto

Cultura, red y Organización 2.0

Ningún árbol es fuerte sin vientos continuos

Ningún árbol es fuerte sin continuos vientos, pues con ellos se fortifican sus raíces” Séneca, gran pensador romano del siglo I d.C., a propósito de mi obstinación por la #culturared.

Hoy es un mal día para dejar de innovar. Precisamente hoy para mí es un mal día porque me acabo de chocar contra un molino en pleno ejercicio de #caballeriared. He salido de una reunión en cliente con la cabeza como un bombo, repleto de rabia y frustración por no saber convencerle sobre las bondades del trabajo en equipo, de la colaboración y de la captación y mantenimiento de talento. Precisamente hoy, cuando más hundido me siento y mi moral está más baja, mi convicción y mi fe en la innovación como motor del cambio cultural es mayor. Hablo de #culturared y para los que os preguntéis qué es esto, se trata de una revolución cultural necesaria que comienza a calar hondo y que trasciende el pensamiento único. El mundo 1.0 donde la sociedad clasista y el método autocrático de gestión dieron lugar a grandes corporaciones y mercados, está herido de bala y por metódica que sea cualquier operación que intente extirpar la bala sin dañar ningún órgano del sistema, es ya completamente inútil intentar salvarlo. Lo es porque esa bala lleva años alojada en el sistema y se ha extendido de forma silenciosa y ágil en cada rama, y en al menos un nodo de cada grupo de trabajo o realidad. Recibe muy diversos nombres de acuerdo al momento y el entorno en el que está alojada. Entre estos nombres: colaboración, transparencia, conectividad, inteligencia colectiva, comportamiento social. Cada uno de estos conceptos radica en una misma reflexión nacida de tejidos asociativos y comunitarios que tienen amplio reflejo en la naturaleza, en nuestra historia pasada y reciente y en la propia esencia del universo en el que respiramos. La reflexión es la siguiente: Necesitamos jerarquía pero no vivir en ella. Leer el resto