Linked mind (I)

 

La grandeza no consiste en recibir honores sino en merecerlos“. Aristóteles.

Decía un vasco a quién respeto mucho desde niño que hay cierta avaricia intelectual en el hecho de saber algo y no querer transmitirlo. La gran defensa del talento conectado que se está librando desde diferentes foros sociales parece que tiene como máxima evitar esta avaricia y promover espacios laterales, entornos de pensamiento creativo.  A mí personalmente me inquietan las fórmulas que empleemos para pasar de la fábrica a la realidad líquida que viene y en la que todos estaremos realmente conectados. No me preocupan quienes aún no se convencen de que esta nueva realidad asociativa ha superado ese estadio de evolución industrial donde generalizar daba dinero. Tendrán que aceptar que necesitamos Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs) en las escuelas y en las empresas, para nuestros hijos, pero también para nuestros compañeros de trabajo. Entre las primeras tareas a cumplir debemos redefinir lo que hemos llamado ÉXITO y construir de forma artesanal y abierta los espacios de creación de valor. Creo que no es necesario que argumente que los espacios actuales ya no sirven. Es necesario abandonar el concepto de FÁBRICA y visualizar un nuevo entorno abierto en el que la marca ya no es tan importante y donde la potencialidad relacional supera a la transaccional, una red de puntos de encuentro donde se cuide la co-creatividad y se trabaje a partir del crédito personal. Este crédito ya no es dinero, es algo más complejo y se llama CONOCIMIENTO.

Tal vez hayas llegado hasta este párrafo y pienses que nada de lo que he dicho tiene sentido para ti, que vuelves a leer otro nuevo discurso dirigido a un público en la nube. Acudes cada mañana a tu trabajo como si de una cita se tratara y caes rendido a la noche tras largas horas de aburrimiento desmedido y un esfuerzo titánico por no matar a un jefe que aún no ha tenido el valor de cambiar el látigo por la meritocracia. Tu vida son los fines de semana y crees –estás convencido- que lo que haces no es nada creativo. Formas parte de una gran cadena de montaje que fabrica coches, calzado o aplicaciones informáticas. Tu labor – te convences- no es importante, de hecho en ocasiones piensas que no has nacido para esto. Detente ahora frente a la pantalla y lee esto: ESTÁS EQUIVOCADO. Hagas lo que hagas. Seas quien seas. Porque eres fundamental y puedes demostrarlo, porque la fuerza de la Humanidad está en la semejanza y en la diversidad, pero también en que eres únic@. Nadie te puede sustituir con éxito. En la medida en que sepamos verte, en la medida en que quieras darte a conocer y equivocarte, ningún esfuerzo habrá sido vano.

Bienvenido al nuevo mundo en versión BETA continua. Lo que todavía quieres ocultar es inmensamente menos valioso que lo que puedes aprender. Lo que eres o aquello hacia lo que te proyectas puede ser fuente de inspiración para lo que otros son o quieren ser. Crees haberlo aprendido todo o tenerlo todo que aprender pero en este nuevo espacio todos deberíamos ser humildes. No necesitamos referentes sino facilitadores que conecten inquietudes e intereses. Co-labora y disfruta del momento porque el tiempo pasa para todos pero ahora es solamente tuyo.

Imagen: xerguio.es

 

David Criado David Criado es experto en Enterprise Content Management en el departamento de Tecnología de Business Solutions en everis. Puedes contactar con David via Twitter

Referencias a esta entrada

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.