Tendencias en Tecnologías de la Información en Salud – Una Visión Latinoamericana (I)


La consultora OVUM acaba de publicar su informe anual “Trends to Watch: Healthcare Technology”, correspondiente al año 2012, con un análisis de tendencias globales en el mercado de las tecnologías de la información aplicadas al sector salud. Como suele ocurrir en estos casos, el informe, de mucho interés para todos los profesionales del sector, contiene datos e información recopilada alrededor del mundo, con énfasis en mercados desarrollados como USA o Europa. Rara vez este tipo de informes entra en detalles de lo que pasa en Latinoamérica, región que tiene sus particularidades. En este artículo repasaremos las tendencias en Healthcare Technology propuestas en el informe desde la perspectiva latinoamericana a la luz de nuestra propia experiencia trabajando en diferentes países del subcontinente.

Reducción de costes y mejora en la salud de los pacientes como elementos claves

El informe comienza enfatizando la tendencia de crecimiento del gasto en salud como proporción del Producto Interno Bruto de los países. El envejecimiento de la población, el aumento en la prevalencia de las enfermedades crónicas y la falta de una política de cuidados integrados, entre otros factores, genera un aumento de costes que preocupa en todos los continentes. Latinoamérica no escapa a esta tendencia que se suma a otros problemas que atender: el déficit de infraestructura sanitaria, la insuficiencia de profesionales de la salud en algunas zonas (especialmente en las rurales), y la persistencia de enfermedades prevenibles.

De esta manera, la transición epidemiológica de la región implica un doble reto: continuar mejorando el acceso básico a la salud, y por el otro la aparición de los fenómenos propios de países más desarrollados: enfermedades crónicas, hábitos de salud poco saludables, etc. En este escenario, cobra mucha importancia cambiar significativamente el modelo de atención actual de los sistemas de salud, muy orientados al enfermo agudo, considerando elementos esenciales la prevención, la participación activa del paciente, la mejoras de procesos administrativos, y la adopción de las tecnologías de la información.

En este sentido, muchos países latinoamericanos están apostando por establecer y generalizar un modelo de Atención Primaria que constituya el eje central de su estrategia en salud. Un ejemplo de este enfoque, adoptado como política nacional, es Colombia, cuya nueva Ley de Salud (1438/2011) expresa como primer objetivo, la adopción de un modelo de Atención Primaria en el país.

En las estrategias de Atención Primaria los programas de prevención ocupan un lugar central. Las empresas aseguradoras y los prestadores asistenciales de la región coinciden en que, aunque los programas de prevención son costosos, a largo plazo implican un ahorro considerable en la atención. Sin embargo, el gasto en programas de prevención en nuestros países latinoamericano es aún insuficiente. No obstante las cosas están cambiando y varios países están apostando en serio por la prevención. Por ejemplo, en Chile, en el presupuesto de salud del 2012 cobra mayor importancia el programa “Auge Preventivo” con programas específicos para determinados colectivos de la población, como los adolescentes.

Adopción de las Tecnologías de la Información – Historia Clínica Electrónica como eje central

La iniciativa tecnológica prioritaria para el sector en el 2012 será la implantación de la Historia Clínica Electrónico (HCE), también conocido en nuestra región como Ficha o Expediente Clínico. La HCE es la pieza elemental sobre la cual se tiene que sustentar toda la pirámide de valor que podemos obtener con una estrategia e-Health. Sin HCE difícilmente se pueda avanzar en mejorar la seguridad del paciente, en reducir costes eliminando pruebas diagnósticas innecesarias, en conocer en profundidad la eficiencia de protocolos clínicos, o en la obtención eficiente de estadísticas sanitarias de calidad.

En Latinoamérica la HCE es una iniciativa básica en muchos países: México, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Argentina, por citar algunos, han hecho y continúan haciendo un esfuerzo importante por generalizar su uso, aunque aún estamos muy lejos de tener una tasa de penetración alta, especialmente en el subsistema público.

Aunque en LATAM hay plena conciencia de la necesidad del uso de la HCE, aún no se generalizan los programas de incentivos públicos, siendo los pocos programas que existen, fragmentados e insuficientes. En general, no hay una agenda gubernamental de e-Health bien estructurada en nuestros países como sí existe en Europa, USA y algunos países asiáticos.

México es un ejemplo de un programa y política nacional diseñada para fomentar el uso de HCE. La Norma 024, emitida por la Dirección General de Información en Salud, del Gobierno Federal, es un esfuerzo singular en la región, y que sin dudas fomentará el uso del Expediente Clínico en ese país. Este marco normativo está acompañado por un esfuerzo financiero con el cual el gobierno mexicano estimula la implantación de soluciones de HCE que cumplan con la NOM 024 en los hospitales y clínicas de sus estados. En este sentido, parece una de las iniciativas más coherentes y estructuradas de la región.

 

Mario Chao – Socio Director everis Health Latinoamérica. Contacta con Mario via Linkedin o twitter

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.