El tamaño sí importa

Antes de venirme a vivir aquí, Latinoamérica era sólo un mapa, un conjunto de prejuicios y un territorio a conquistar. Más o menos.

Pensaba que podría desplazarme de un sitio a otro con facilidad; que podría llamar a las puertas que quisiera, y que me iban a recibir por ser quien soy y venir de donde vengo; que mi pasado y mi experiencia en empresas españolas me abriría todas las puertas… qué equivocado estaba.

Para empezar, vamos con las distancias. Con base en Sao Paulo, la capital más cercana es Buenos Aires, que está “sólo” a 3h15’, y la más lejana -México DF- está a la misma distancia horaria que Madrid. Cruzar del Atlántico al Pacífico (Sao Paulo – Lima) son más de cinco horas y llegar a Colombia (baricentro de la región), casi seis. Para empezar.

Vamos con las empresas. Petrobrás tiene un valor en Bolsa superior al PIB de Perú (156BN USD vs 153) y un poco menos de la mitad que el de Argentina. Brasil tiene tres bancos (Itaú, Bradesco y Banco Do Brasil) entre los 30 primeros del mundo (nosotros tenemos al Santander). La nueva alianza aérea entre la Chilena LAN y la Brasileña TAM transportará dos millones más de pasajeros al año que la alianza IBERIA- British Airways… El gigantismo impera y las empresas multilatinas (aquellas cuyas sedes y núcleo duro de sus negocios están en la región) empiezan a desplegarse y a crecer, generando interesantísimas oportunidades de negocio.

El Estado de Sao Paulo, 41 millones de habitantes y poseedor de la primera metrópli del hemisferio sur, es la segunda economía de Latinoamérica y su PIB es casi igual al de Argentina, Colombia y Chile… juntos!

En cuanto a los servicios es cierto que hay muchas cosas por hacer todavía (afortunadamente), pero en muchos ámbitos Latinoamérica nos ha adelantado por la derecha y no nos hemos enterado. Donde mejor se ve esto es en las pequeñas cosas: por ejemplo, puedo pagar a crédito o a débito con un mismo plástico (no necesito llevar la electrón y la visa…); puedo hacer la compra en el supermercado escaneando códigos de barras con un lector, sin tocar un producto, pagar y que me lo lleven a casa esa misma tarde; los cajeros automáticos son verdaderas oficinas bancarias con los más sofisticados sistemas de seguridad (reconocimiento palmar…); el retail está a su máximo nivel de expresión con shoppings que superan en mucho a lo que estamos acostumbrados en tamaño y calidad… No responde a los estereotipos que tenemos tatuados en la conciencia.

Darse cuenta de estos factores es clave para estudiar cómo tener éxito en los negocios en la región. Aquí no funciona el dirigir los negocios desde casa y hacer unos bolos por provincias de vez en cuando. Hay que estar sobre el terreno y ser consciente de la inmensidad de todo para poder dimensionar estrategias de éxito.

En cualquier caso, no es oro todo lo que reluce. Pero eso será tema de próximos posts…

Leer este post en Economía Digital.

Bruno Juanes, director regional de everis Business Consulting LATAM.
Contacta con Bruno por Linkedin.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.