Liderando la empresa hacia la transformación

En tiempos complicados, la innovación comienza a ser una excusa para muchos directivos de organizaciones con “espíritu de cambio”. Y entrecomillo el espíritu de cambio porque en realidad no deja de ser eso: tener espíritu. Sin embargo, en sociedades complejas donde las variaciones de mercado se producen a una velocidad de vértigo, son necesarias más que palabras para entender el futuro y sus implicaciones. Es necesaria la acción. Ahora más que nunca. Vivimos tiempos transformadores.

Las organizaciones de sectores tradicionales, no tecnológicos, han toqueteado con la innovación integrándola como un proceso de mejora y no de cambio. En muchos casos, innovación es sinónimo de modernidad. Soy moderno, estoy a la última, lo cual me hace innovador. Craso error. Y cuando muchas compañías comienzan a aplicar los principios básicos de la innovación, aparece de nuevo el cambio y se eleva el objetivo: es la hora de la transformación.

En la época de la acción, no nos han enseñado a ser actores. Nuestra formación ha estado plagada de pasividad, análisis tradicional y puesta en marcha de mejoras que fortalecían ideas con fecha de caducidad.

Prácticamente agotado el modelo tradicional de generación de valor a través de nuevos productos y mejora de procesos, todas las miradas se dirigen a la propia organización, para capitalizar uno de sus tesoros no explotados suficientemente: el talento de las personas que forman el equipo humano en el que tanto se ha invertido y al que tan poco caso se le ha hecho. En momentos donde la gestión de personas alcanza su papel estelar, las empresas se muestran poco flexibles para que dicho talento explote de forma beneficiosa. La mayoría de las empresas son grandes trasatlánticos que necesitan mucho tiempo para adaptarse a los rápidos cambios de rumbo.

El futuro de las empresas

Uno de los grandes enemigos de la transformación en las empresas es su insistencia a focalizarse en lo que ya hace y no en lo que pudiera llegar a hacer. Efectivamente, al mirar hacia el interior de las organizaciones, se tiende a encontrar nuevo talento que refuerce el modelo existente, en vez de potenciar las aptitudes y las capacidades para crear nuevos escenarios que lideren periodos de crecimiento sostenible.

Se avecinan tiempos complejos, de rumbo incierto, en donde una de las prioridades de las empresas debe ser construir el entorno, la base, el modelo de relación y el formato de trabajo ideal en donde fluya el talento necesario para llevar a cabo la empresa diversa, flexible, innovadora y transformadora que se necesita. Debemos pasar de modelos de gestión de talento a modelos basados en la gestión de la práctica y experiencia de los talentos.

El reto, pues, no está en la superficie donde rigen los modelos de gestión tradicionales; el auténtico reto está en adentrarse en el corazón de la organización y aupar al conocimiento hacia un destino: la transformación.

No hay mucho tiempo. Aquella empresa que antes configure y atraiga a la tripulación para comenzar este nuevo viaje en un renovado barco, antes navegará por el océano de las oportunidades. Es un momento de liderazgos, de auténticos líderes con visión, capaces de atraer talento y de involucrarlo en un viaje plagado de cambios, complejo y apasionante. Se buscan líderes de la transformación. Bienvenidos a la acción.

Dioni Nespral width= Dioni Nespral es Gerente de Innovación en everis. Puedes contactar con él via Twitter o Linkedin

6 comentarios a esta entrada

  • Alejandro Doncel el 19 abril, 2012 a las 19:57

    Hola Dioni, lo primero a cambiar: las cabezas. Creo que hay que ir eliminando las ideas jerárquicas, vamos hacia organizaciones “menos organizadas”, más “sucias” en cuanto al concepto de área, departamento, división… Todas esas cosas que nos enseñaron y que funcionaron en entornos estables (años 60,70, 80, 90), y que desaparecieron hace ya tiempo…
    Necesitamos conocimientos sobre sistémica, limitaciones y gestión de incertidumbre. Disciplinas menospreciadas, porque son de difícil asimilación y puesta en practica. Me ha encantado tu post. Adelante con todo. Abrazote majo.

  • blanca el 19 abril, 2012 a las 22:54

    yo quiero / ya tengo un billete!!

  • Dioni nespral el 20 abril, 2012 a las 1:47

    Blanca, ya somos dos…:-), bienvenida al viaje.

  • Antonio el 21 abril, 2012 a las 21:10

    Coincido y estoy en sintonía con lo que dices, hace tiempo titulaba ¡Se buscan lideres para romper con el statu quo!(http://www.desdelafrontera.com/2009/07/se-buscan-lideres-que-quieran-romper-el.html) y hace poco una News http://goo.gl/OH9ck (Ideas para salir de la crisis transformando la gestión). Espero que vaya calando el mensaje y las Pymes y sus directivos se atrevan a apostar por la transformación de la gestión.

  • Dioni Nespral el 24 abril, 2012 a las 3:29

    Alejandro
    Como siempre tan …. volcan. :-) Creo que habrá y ya hay, demanda de nuevas habilidades, competencias muy diversas. Y profesionales que sepan acogerlas en sus empresas. Gracias por tu comentario. abrazo

  • Dioni Nespral el 24 abril, 2012 a las 3:32

    Antonio. Que buenos enlaces. Gracias por recomendar tus articulos. Insopiradores. No hay duda: transformar la gestión es un requisito necesario. Quién lo hace y la forma de liderar dicha transformación, es otra de las claves. Saludos

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.