Las nuevas formas de trabajo como escenario para captar el mejor talento

El desarrollo de nuevas tecnologías -que han contribuido no sólo a la mejora de las comunicaciones empresariales sino también a la generación de nuevos entornos de trabajo- unido con el dinamismo ya implícito en las nuevas generaciones, hacen que las áreas de RRHH vean en el trabajo on-line una gran oportunidad, tanto para acceder a los mejores profesionales de forma fácil y eficiente, como para crear fuertes vínculos sociales, emocionales y culturales, presentes en la construcción de una marca relacionada con el concepto de buen empleador.

Este tipo de iniciativas significa para las organizaciones la aplicación de nuevas alternativas -menos convencionales- pero que descubren una serie de beneficios que son percibidos positivamente por los empleados en relación con una mejor calidad de vida. Algunas de las prácticas más utilizadas son: el teletrabajo, la flexibilidad en los horarios laborales y la aplicación de ambientes colaborativos.

En cuanto a la movilidad, diversos estudios demuestran que la productividad de un trabajador móvil es aún mayor en comparación con aquellos que cumplen un horario de oficina, puesto que consideran que aparte de estar motivados -por ejemplo, pueden recoger a sus hijos del colegio- también se minimiza el tiempo de desplazamiento de un lugar a otro equilibrando su vida personal y laboral.

Al respecto, vemos como el teletrabajo es una de las prácticas más populares. En la actualidad, Colombia cuenta con un marco legal favorable para impulsar el teletrabajo como una forma de organización laboral válida.

Según una reciente investigación realizada por everis a un grupo de clientes, encontramos que compañías del ámbito nacional e internacional, han institucionalizado esta práctica exitosamente y otras están en fase “piloto”, con el fin de medir el nivel de adaptación de la organización y conocer los beneficios en cuanto a la productividad y compromiso posterior a su implantación. Sin embargo, todavía no se ha convertido en alternativa de solución, ya que algunos de los profesionales entrevistados consideran que culturalmente las empresas en nuestro país tienden a pensar que la calidad del trabajo está asociada a la cantidad de horas que un empleado pasa en la oficina, lo que exige la directa supervisión de los jefes hacia la ejecución de las tareas asignadas y el cumplimiento de la actividad laboral en una determinada planta física con un horario establecido.

Los programas de horarios flexibles, son también otra práctica que hace parte del portafolio de beneficios de las áreas de RRHH, en los cuales se definen claramente objetivos, entregables y horarios básicos. Dentro de las prácticas más comunes de esta iniciativa encontramos por ejemplo, opciones de horarios en donde el trabajador elige el que más le convenga [7:00 – 4:00], cumplimiento de un número de horas establecido a la semana/día/mes o en las que el empleado administra su tiempo cumpliendo con los resultados establecidos por la entidad.

Cada vez más las áreas de RRHH trabajan en el fomento de ambientes colaborativos -redes sociales corporativas, e-mailing, e-Learning, blogs corporativos- como acciones que promueven la transversalidad en el aprendizaje, el relacionamiento y el intercambio de conocimiento. Para lograrlo es preciso promover estrategias de acceso y disposición de los elementos tecnológicos necesarios para que las personas conozcan, entiendan y apropien el uso de medios sociales y dispositivos móviles.

Por otro lado, la generación de espacios abiertos e inspiradores, la creación de zonas para la comunicación, la meditación e incluso el deporte, cobran vital importancia para las compañías, convirtiéndose en un aspecto altamente diferencial que repercute positivamente en la productividad de los empleados.

Teniendo en cuenta que el mercado laboral cobra, cada vez, un carácter más competitivo y global, los nuevos entornos de trabajo se convierten en una poderosa alternativa para la fidelización, retención y acceso a profesionales talentosos, incluso fuera de las fronteras conocidas.

Podremos concluir entonces que para alcanzar el éxito en este tipo de prácticas y generar resultados mucho más favorables es necesario realizar una prueba piloto. (No todas las prácticas aplican a cualquier tipo de empresa). Además, es imprescindible que exista -inmerso en la cultura organizacional un conjunto de valores y competencias relacionadas con la autogestión, el compromiso y el cumplimiento de objetivos, así como los proceso de control y seguimiento mediante herramientas en la web las cuales permiten medir la eficiencia de un trabajador.

Lorena Palma, gerente Business Consulting de everis Colombia. Puedes contactar con ella vía LinkedIn.

1 comentario a esta entrada

  • Ivan el 14 agosto, 2013 a las 2:30

    Lo mejor que hay es trabajo en equipo y con las oportunidades que hay en internet que son muchas.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.