Innovación social, estructural y profesionalizada

A la hora de evaluar el emprendimiento que se hace hoy día es frecuente encontrarse con muy buenas ideas y proyectos, realmente innovadores y con mucha fuerza en el mensaje de venta, pero que adolecen de aspectos tales como análisis de competencia, riesgos, proyecciones de gastos/ingresos, balance… Es decir, de aquello que nos daría acceso a la financiación del proyecto partiendo de una buena idea.

En estos casos, si las personas no profesionalizan los análisis económicos de sus ideas la sociedad no conseguirá sus beneficios, ya que no se dispondrán fondos para su realización, más si cabe, cuando una parte creciente de la innovación, actual y futura, depende cada vez más de las personas y algo menos de las empresas. El objetivo es conseguir una innovación social y estructural, y para ello es necesario profesionalizarla.

Para conseguir maximizar la capacidad innovadora de un país, empresas, gobiernos y universidades deben ser capaces de considerar la innovación y el emprendimiento como algo estructural y necesario.

Te invito a leer más sobre el tema en el artículo “Innovación social, clave para la competitividad global” publicado en Forbes.

David Sanz es director general de everis México. Puedes contactar con él vía LinkedIn.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.