La energía del futuro… ¿Segura?

Vivimos tiempos de continuos cambios, donde el “hoy” es distinto del “mañana”. La tecnología inunda cada aspecto, cada faceta de nuestro día a día haciendo que los relatos de ciencia ficción estén cada vez más cerca. Es un hecho, el mundo que viene es un mundo basado en la tecnología y en el intercambio de información entre elementos que hace apenas cinco años jamás hubieras imaginado.

En este mundo, la energía es una pieza fundamental. De hecho, el sector energético es considerado uno de los sectores críticos en prácticamente todos los países. Si miramos hacia atrás, vemos como el desarrollo de cada vez más eficientes fuentes de energía ha acompañado el desarrollo de las sociedades humanas.

Siendo la energía eléctrica la base de la tecnología actual, es lógico pensar que deberá adaptarse al mundo que está por venir: un mundo donde el “el internet de las cosas (IoT)” hará que nuestros hogares empiecen a ser más Smart; donde las Smart Cities evolucionarán y se desarrollarán plenamente; unas ciudades donde incluso los vehículos empiecen a intercambiar información entre ellos (Vehicular communications).

En este mundo, también necesitaremos la energía Smart, las Smart Grids, evolución de las actuales redes eléctricas: redes de generación, transporte, distribución de energía eléctrica completamente integradas con las redes del mundo TIC.

Sin embargo, este mundo tiene su lado oscuro, la otra cara de la moneda, donde si “los buenos” pueden ser Smart, “los malos” también lo son, y mucho. Cada vez aparecen más noticias de ciberataques y cuyos efectos pueden ser tan poderosos como para regir la política mundial y el curso de grandes negocios multinacionales. En este mundo Smart, las redes eléctricas pueden ser accesibles con un ordenador y si no protegemos adecuadamente estas infraestructuras el resultado puede ser catastrófico.

Sabiendo que los sistemas típicos de las redes de energía eléctrica se basan en tecnologías industriales donde la Ciberseguridad nunca ha sido seriamente considerada, y que los “chicos malos” son conscientes de esto y saben cómo usarlo, tenemos un problema.

La película “La jungla 4.0”, donde Bruce Willis tiene que lidiar con hackers, que entre otras cosas, cortan la energía eléctrica de todo EE.UU., puede ser más real de lo que nos gustaría.

La Unión Europea, consciente de este hecho, puso en marcha una serie de programas como el “Programa de Protección de Infraestructuras Críticas” (CIP, en inglés), que promueven entre otras cosas la Ciberseguridad en las infraestructuras energéticas y el desarrollo de nuevas tecnologías que la impulsen. Dentro de este programa, se encuentra el proyecto TACIT (“Threat Assessment Framework for Critical Infrastructures proTection”), compuesto de las empresas Tecnalia, everis Aeroespacial y Defensa, D’ Appolonia y el Centro de Ciberseguridad Industrial, cuyo objetivo es desarrollar un simulador de amenazas para las Smart Grids y medir cuánto de seguras son en el sentido de la Ciberseguridad. El rol de everis en este proyecto es el desarrollo de la herramienta que permita hacer las simulaciones, que ayudarán a los propietarios de las redes eléctricas a convertir sus redes en Smart y ayudará a aquellos que ya tengan Smart Grids a conocer qué fallos de seguridad hay y cómo solucionarlos de manera eficiente.

Alberto Domínguez Desarrollador de Ciberseguridad en everis Aeroespacial y Defensa. Contacta con Alberto vía Linkedin.

1 comentario a esta entrada

  • Francisco Serra el 19 enero, 2015 a las 15:40

    Muy interesante y muy preocupante todo el tema de la seguridad en las nuevas tecnologías. Es fundamental ir construyendo el futuro pero de un modo seguro, se debe asegurar lo que hay antes de seguir avanzando. Es fundamental para todos.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.