… No hablarás con extraños

Caperucita Roja por el bosque, se encuentra al lobo feroz y él le pregunta: ¿A dónde vas niña? Y ella le dice: ¡A usted que le importa! Y él dice: cómo ha cambiado este cuento. Riesgos y oportunidades en la red y caperucita tienen mucho en común sin parecerlo.

Cuando se trata de la protección de la infancia y la adolescencia, todo lo que podamos hacer es poco. Depredadores y víctimas pueden estar cerca o a cientos de kilómetros, conocerse online y reconocerse… o no. Los retos que los más pequeños afrontan en su vida online son tan atractivos o más para ellos que para un adulto. ¿Cómo va caperucita a renuncia a cruzar el bosque en un día radiante? Como anhela sentirse útil y asumir la responsabilidad de llevarle la cesta a su abuela enferma. Su madre ya confía en ella, ya es mayor y la pequeña escucha los consejos de rigor que conoce ya de memoria antes de partir. Una vez sola, en el camino, responsable pero demasiado inocente, no consigue valorar los peligros. Una sucesión de imprevistos impensables para ella la meten en un buen lío del que se libra por los pelos. Como toda buena fábula… todo acaba bien. El fuerte cazador lo arregla todo. El dramatismo puede resultar exagerado pero guarda semejanza con la actitud de un preadolescente ante la red. De los padres, o de la autoridad cibernética. Debemos velar para que en nuestros hogares el cuento se transforme en chiste. Tienen que aprender a mandar al lobo a paseo, y después a disfrutar del encargo y del camino.

Como bien dice Parry Aftab “El mayor riesgo de todos los que pueden correr nuestros hijos en relación con Internet es que se les niegue el acceso. Tenemos soluciones para todos los demás riesgos.” Y cierto es que hay maravillas a la vuelta de cada ciber-esquina. Lo peor que podemos hacer es constreñir su libertad y oportunidades online.

Antes hablábamos de los menores en la red, pero ahora se habla de niños… ¿niños? Actualmente la mayoría empiezan sus andaduras en internet a los 5/6 años de forma tutelada. Hacia los 7/8 manifiestan una gran curiosidad por la red experimentando ya a solas… a los 9/12 años ya son verdaderos expertos online. Surfean la red mejor que sus mayores y muchos lo saben. Son preadolescentes, quieren saberlo todo y tienen barra libre para ello en internet al alcance de un click. Les acompaña su empeño. Un deportivo en la puerta con el depósito lleno sin carnet de conducir.

Todos somos padres, o tíos, o vecinos o amigos de los hijos de alguien cercano. Debemos aprovechar nuestro espíritu everis y trasladar nuestros skills cibernéticos a nuestro entorno, que en la mayoría de las ocasiones está ciego no por voluntad propia, sino por carecer de las habilidades o información necesarias para valorar y controlar los riesgos de la red para sus menores. Debemos sensibilizar y educar, no satanizar ni prohibirles navegar. Contarles sobre la importancia de la seguridad y propia reputación online, sobre el uso de imágenes y la privacidad, la comunicación de datos personales, el funcionamiento de las redes sociales, y las implicaciones de webcams u otros dispositivos móviles conectables que convierten a Internet en un arma de doble filo para nuestros pequeños. Desconocerlo puede transformar en perverso aquello que es maravilloso… llevarles sin transbordo al Ciberbullying, al Grooming, al Sexting, o a la Tecnoadicción. Son situaciones ni deseables ni deseadas, pensamos que nos son ajenas pero suceden más de lo habitual a nuestra vera, y algunos resultan víctimas y otros verdugos.

En YouTube nos dicen “es mejor mantener algunas cosas en privado…” Google nos sensibiliza con una guía sobre cómo hacer un uso responsable, sano y seguro de la red.  Microsoft, con su centro de protección orientado a familias y niños, nos aporta información sobre la conducta de los menores y algunos consejos.

La unión de esfuerzos, el trabajo conjunto de organizaciones civiles y de instituciones gubernamentales sin importar su localización, son el camino que se está abriendo de forma colectiva y que debe calar con más fuerza en nuestro país, en nuestras escuelas, en nuestro entorno de amigos y familia. Hay estudios, libros, guías para todos los públicos (colegios, padres, hijos), juegos didácticos, campañas, líneas de ayuda, puntos de denuncia, etc. Mucha información para algo que no percibimos como un peligro real.

Algunas ideas originales que podemos incorporar en nuestra vida son el decálogo para niños de Alia2 a modo contractual, que nos permite establecer un acuerdo con los chicos,  o el decálogo de consejos para padres que a todos nos viene bien revisar.

Y por último algunos datos reales… y abrumadores:

  • El 8,1% de los menores españoles recibe fotos o vídeos de chicos/as de su entorno en posturas provocativas o inapropiadas. (informe de Inteco y Orange).
  • La mitad de los padres no conoce el funcionamiento de las redes sociales (estudio Universidad Camilo José Cela).
  • Cada día se crean 500 nuevos sitios con contenido pornográfico infantil (informe Anesvad sobre pornografía infantil).
  • España y México son los países con más archivos susceptibles de ser contenido pornográfico infantil (Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía).
  • Un niño recibe una media de unos 2500 impactos digitales al día. El 93 % de los jóvenes pertenece a una red social. Un niño tiene un 7% de posibilidades de mantener una conversación en Internet con un extraño (Fundación Alia2).
  • En torno al 7% de los menores reconoce situaciones de acoso en la red (insultos, amenazas, calumnias) o haber sido autor de ellas. Un cuarto de los menores confirma la presencia de síntomas relacionados problemas de abuso y/o adicción a la Red (Estudio utilización de la Web2.0 por parte de los menores)
  • En ESPAÑA: el 23% de los niños de 11 años chatean con regularidad. El 18% de los menores accede a chats específicos de sexo, y otro 8% han entrado en alguna ocasión. El 44% accede desde casa de un amig@. Un 28% entra en páginas pornográficas. Un 38 % de los menores entra en páginas de violencia. Un 16 % entra en páginas de contenido racista y/o xenófobo. El 30% que utiliza internet ha facilitado ya su número de teléfono. El 16% facilitan su dirección a través de internet. El 14’5% ha concertado una cita con un desconocido a través de internet. Un 10% además de acudir a la cita, se presentó sólo; y otro 7% ni tan siquiera avisó a otras personas sobre su intención de acudir a dicha cita. El 9% reconoce que se encontró con una persona que no resultó ser como esperaba, y un 2% señala que se trataba de un adulto. Un 44% se ha sentido acosad@ sexualmente en internet en alguna ocasión. (Estudio de ACPI-PROTEGELES para el DEFENSOR DEL MENOR)
  • Risks and safety on the internet estudio publicado el sept.  2011 por el proyecto  EU Kids online


Blanca Tulleuda.  Responsable de organización en People corporativo de everis . Contacta con Blanca via Linkedin

 

14 comentarios a esta entrada

  • Gina el 16 abril, 2011 a las 11:30

    Hola Blanca,
    Solamente puedo decirte que me ha gustado mucho y lo he pasado a todas las mamas que conozco porque esten al caso de una cosa tan cercana y peligrosa como esta. Un besazo y gracias por pensar en mi.

  • Ángel Sánchez el 18 abril, 2011 a las 19:17

    Hola Blanca:
    Una sensata reflexión que comparto, creo que si alarmar debemos de empezar a valorar los aspectos éticos del uso de la red.
    Un abrazo

  • Blanca el 20 abril, 2011 a las 8:29

    Cieto ángel, NO HAY QUE PREOCUPARSE sino OCUPARSE. Todo está en dedicarle tiempo a las cosas importantes.

  • Pepín el 20 abril, 2011 a las 10:52

    Hola Blanca
    No creo que sea muy diferente al resto de peligros a los que se exponen, o mejor dicho, nos exponemos. Por ejemplo el tráfico en nuestras calles conlleva un peligro evidente, la solución debe ser enseñarles a convivir con él, que puedan moverse con seguridad y libertad, no encerrarles en una jaula dorada.
    Lo mismo sucede con internet, con el sexo, con las drogas o con el resto de potenciales peligros existentes en nuestra sociedad. Yo ahora no veo a mis hijos todos los días, pero cuando estoy con ellos trato de estar con ellos al 100%, y noto mucho la influencia de lo que trabajo con ellos (educativamente) en la formación de su personalidad.
    En este tema, al contrario que en otros, el NO hacer tiene graves consecuencias. Hay algunos que están a verlas venir y luego se sorprenden cuando vienen…

  • Jorge el 22 abril, 2011 a las 15:51

    Muy buen articulo, bien trabajado. Me ha gustado mucho.
    Parece que has dedicado muchas horas a cuidar niños ;-D

  • Montserrat Orriols i Arnabat el 23 abril, 2011 a las 19:11

    Hola Blanca: M’ha agradat molt . Tens molta raó. La veritat és que cada època ha tingut els seus perills i, encara que aquests siguin més immediats, també comptem amb aquesta immediatesa per poder-hi actuar i preveni: hi ha molts aspectes positius..
    la teva reflexió dóna ànims a tots els pares i mares!
    Gràcies Blanca. Un petó.

  • Montserrat Orriols i Arnabat el 23 abril, 2011 a las 19:12

    Lo siento: había escrito en catalán i se ha borrado.

  • Montserrat Orriols i Arnabat el 23 abril, 2011 a las 19:14

    De veras, lo he transmitido a padres de gente menuda i, lo encuentran fenomenal.

  • Beatriz el 25 abril, 2011 a las 8:40

    Blanca

    Mi niña tiene tan sólo 3 años y leo tantas cosas que me preocupa que me encontraré dentro de otros 3 años.
    Gracias por tu ayuda.

    Saludos

  • Gaspar Alcaide el 26 abril, 2011 a las 13:05

    Hola Blanca.

    Genial, gracias por pensar en mi y enviarmelo, me ha parecido un artículo muy interesante y apropiado y yo también se lo he pasado a gente que estoy convencido que estará interesada.
    Un abrazo.

  • Angel Pintor el 26 abril, 2011 a las 18:16

    Hola Blanca,
    Todo lo que hagáis sobre este tema nunca será demasiado. Asusta.
    Se lo paso a mi mujer, que también está metida en estas cosas.
    Un abrazo

  • Blanca el 27 abril, 2011 a las 20:40

    Más información reciente sobre el tema:

    http://www.padresycolegios.com/noticia/2878/EDUCAR-HOY/ciberacoso-chateando-enemigo.html

    Me alegro que haya calado. La idea era concienciarnos todos.

  • Alba el 29 abril, 2011 a las 7:51

    Gracias Blanca.
    Reconozco que el mundo cibernético es algo bastante desconocido para mí. Estoy dentro de ese 50% de padres que ignora el funcionamiento de las redes sociales y me siento poco preparada para afrontar los peligros de los que hablas, lo que significa que tendré que ponerme las pilas y empezar a entender este mundo para poder evitar sus peligros en nuestros hijos. Confio llegar a tiempo (afortunadamente ni Rodrigo ni Gonzalo son aun capaces de utilizar el ordenador, pero el tiempo vuela y crecen sin apenas darnos cuenta).
    Comparto tu misma opinión: hay que ocuparse, no preocuparse.
    También soy de las que piensa que a los niños hay que dedicarles tiempo y hay que infundirles principios y valores desde el primer momento… no verlas venir (como también decía “Pepín”, con quien estoy totalmente de acuerdo).
    Por cierto, hace mucho que no nos vemos… A ver si te llamo y buscamos un hueco para reunirnos y hablar de estas y muchas cosas más.
    Besos,

  • Juan Miguel Olmo el 8 junio, 2012 a las 4:02

    Excelente artículo.
    Coincido en que El kit de la cuestión es cibereducar, ( tanto a los padres como a los niños). Kukugua se ha creado para que los padres podamos proteger, educar y guiar a los niños en el uso activo de Internet.
    Si educamos a tiempo estaremos evitando los problemas en el futuro.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.