Internet: La sencillez de una red compleja (I)

 

Internet fue creada en la década de los 70 por DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) y su base fue el protocolo TCP/IP, que es el gran pilar de las telecomunicaciones actuales, pues más allá de ser el conjunto de reglas que hacen posible que cada usuario acceda a la información que busca de una manera rápida y eficaz, se han convertido en las reglas que gobiernan internamente la mayoría de las redes de los operadores que conforman esa red de redes que es Internet.

Si alguien tiene la tentación de ver qué es una dirección IP, se encontrará con una secuencia de números ininteligibles separados por puntos, son realmente los identificadores de cada uno de los usuarios y dominios que conforman el mundo internet, una sociedad denominada ICANN se encarga de hacer más comprensible todo este entramado que sirve para interconectar varios miles de millones de identidades posibles, y así dialogar e intercambiar información, son nuestras propias identidades y las de los sitios que visitamos.

Existen 13 servidores en el mundo que hacen la traducción de los nombres de dominios a direcciones IP, varios de ellos seguirán activos haciendo posible la convivencia de las IPv4 (modalidad de direccionamiento actual que permite 4300 millones de posibilidades) y las IPv6 (nuevo sistema con posibilidades prácticamente infinitas, 340 sextillones).

Pues bien, normalmente nos referimos a Internet cuando sobrepasamos las redes de los operadores que nos prestan servicio, pero una buena parte de las prestaciones y eficiencia del servicio recae en nuestro proveedor o en el operador que nos conecta a Internet. Y, precisamente quería incidir sobre todo aquello que en Internet tiene valor, es bueno conocer la variedad de elementos que la hacen posible y el servicio y valor que aportan, para entender la sostenibilidad de cierto tipo de negocios y poder intuir qué es coyuntural y qué puede perdurar en el tiempo, aunque no es sencillo.

Si hay que definir Internet y el complejo ecosistema que forma parte de él, nos quedaríamos lejos de la esencia de internet si sólo habláramos de red de redes, sería más justo hablar de una suma de elementos con gran aportación de valor, habría que añadir la infinidad de contenidos a los que se proporciona acceso, sin olvidar la enorme variedad de servicios que se prestan de manera instantánea y teniendo siempre presentes los medios de acceso a todo este ecosistema, que cada día se esfuerzan por hacer sencillo, intuitivo, funcional, práctico y cómodo el modo de disfrutar de este mundo cada vez menos virtual.

¿Qué tiene valor en Internet?:

  • La información y contenidos, documentos, imágenes, películas y otro tipo de vídeos, de origen particular o creados por profesionales de acceso libre o explotados comercialmente.
  • El conjunto de dispositivos a través de los que se accede a dicha información y contenido, PCs, tablets, TVs o smartphones.
  • Las redes de telecomunicaciones con sus diferentes modalidades de acceso, cable, par de cobre, fibra o radio, el ancho de banda proporcionado, su capilaridad, presencia y cobertura, su disponibilidad, retardos y estabilidad, así como el conjunto de servicios de red proporcionados y su apertura para facilitar la integración de aplicaciones de terceros.
  • Los elementos de almacenamiento, hoy con capacidad prácticamente ilimitada que facilitan que la información resida de manera segura y casi ubicua en la red y que los diferentes contenidos estén al alcance de todos los usuarios de la red.
  • Y en los últimos años también se incluyen en este complejo mundo la amplia variedad de software libre o comercial existente, así como las infraestructuras de computación y proceso denominadas cloud computing.

Internet es una suma de elementos de valor y hay que tener cuidado en no confundirse y otorgárselo a cada uno de forma ecuánime, pues lo que sea la internet de los próximos años depende de la comodidad con la que se sienta quien aporta a este mundo tan complejo. Y para referencia algún dato, un operador como Deutsche Telekom  factura algo más de 62.000 MM€ y gana 6.500 MM€, poco más del 10%, una compañía como Netflix que distribuye películas, ingresa unos 2.100MMUS$ por un contenido que le cuesta 1.150 MMUS$, la diferencia no son beneficios, pero el valor del contenido es casi la mitad del que ingresa por él con una baja aportación de valor.

La reflexión sobre el valor intrínseco de cada uno de los elementos y el valor percibido es esencial para no menospreciar ninguno de ellos, lo analizaremos en breve.

Luciano Moyano Santana. Senior Manager Telecom de everis. Contacta con Luciano via Linkedin

 

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.