10 MUST para tener una estrategia de SMART InnovAction

Actualmente estamos viviendo un gran cambio hacia un mundo digital en todas y cada una de las tareas, acciones, funciones, métodos y procesos que desarrollamos diariamente.  Y no solo a nivel personal, sino también a nivel empresarial, institucional, social, etc., conformándose el concepto de “digitalización” como una de las palancas transversales principales de transformación de nuestro mundo.

Esta profunda y rápida “digitalización” tiene una de sus bases en un gran aceleración tecnológica donde, de una manera constante, la tecnología avanza cada vez a mayor velocidad generando nuevos contextos y paradigmas. Este avance tecnológico, basado en una aceleración constante, se convierte en una curva exponencial que difícilmente puede ser seguida por la sociedad, la economía o la política.

Con este contexto tan dinámico, cabalgado por una aceleración tecnológica vertiginosa, la INNOVACIÓN con mayúsculas, continua y estratégica, resurge como el único camino que cualquier empresa debe emprender, y no finalizar nunca, para asegurar su sostenibilidad.

Ante esta coyuntura las estrategias de innovación actuales, y que han servido y dado sus frutos los últimos 20 años, no sirven para este nuevo entorno y contexto. La actividad del día a día, la falta de sistematización del proceso innovador o la falta de consideración de la innovación como un ámbito más de la estrategia y de la gestión, dificultan la innovación en este momento tan exigente.

Por un lado debemos canalizar la innovación estratégica, donde la innovación forma parte de la estrategia de una manera totalmente imbricada y, por otro lado, la estrategia de innovación donde, de una manera dirigida e inteligente, se desarrollan las adaptaciones de las últimas tendencias en innovación a nuestra situación y entorno.

La denominamos Smart InnovAction como innovación inteligente, con las últimas metodologías y muy pegada al mercado que, basada en la acción y tracción continua a través de la generación de ADN innovador, vehiculiza el desarrollo estratégico de las organizaciones.

Para desarrollar esta Smart InnovAction debemos tener en cuenta estos 10 must:

• Ya no funcionan las estrategias alrededor de conceptos de crear áreas de innovación separadas de las áreas de negocio, donde unos pocos innovan y desarrollan productos que, generalmente, están lejos de mercado.  Las últimas tendencias imponen que lo verdaderamente importante es generar ADN innovador para que todos los integrantes de la compañía/entidad/institución innoven en un entorno que lo facilite.

• Los ciclos de innovación tienen que ser, necesariamente, mucho más rápidos ya que el mercado y la aceleración tecnológica lo hacen indispensable. Cualquier innovación que no pueda tener un producto mínimo viable para testar en el mercado en 4 meses no tendrá demasiado sentido.

• Debemos tender a los modelos de Open Innovation llevados al extremo, donde la innovación ya no consiste en encerrarse meses, en total secreto, en desarrollar nuevas fórmulas, productos o servicios…, sino que consiste en desarrollar nuevos conceptos o ideas de una manera abierta sumando a todo aquel que pueda aportarnos conocimiento específico en todas las áreas de actuación.

• La socialización de la innovación es imprescindible. Todos los miembros de la organización forman parte del proceso de innovación aprovechando las capacidades del trabajo en red, comunidades, etc. de tanto éxito actualmente. Tenemos que promover el intraemprendimiento donde, incluso, los emprendedores internos compitan por la asignación de presupuesto como si de capital riesgo interno se tratase.

• Las ideas en sí mismas, por si solas, no tienen valor, es la capacidad de llevarlas al éxito lo que las convierte en negocio por lo que tenemos que pensar, con el mismo nivel de profundidad, tanto en la idea o producto como en su puesta en marcha, caracterización, llegada al mercado, etc.

• La innovación tiene que tener como obsesión la generación de activos ya que cualquier proceso innovador que no cree un activo (producto, servicio, solución, conocimiento, framework, prueba de concepto, piloto, etc.), habrá sido una pérdida de tiempo y de la inversión con un coste de oportunidad altísimo.  Obviamente podemos fracasar en la innovación, de hecho, los rangos de éxito de la innovación están por debajo del 10%, pero no podemos generar innovación que no pueda caracterizarse en un activo reutilizable.

• Tenemos que industrializar la innovación, generar un proceso innovador que, adaptado a nuestras circunstancias, entorno y características, nos permita convertirlo en un proceso automatizado, que forme parte de la cultura de la compañía y de su ADN y que pueda ser medido en base a indicadores sencillos.  Aunque el rango de éxito de la innovación actualmente esté por debajo del 10% es necesario, sin embargo,  generar el 100% de la innovación para alcanzar ese porcentaje de éxito y, para ello, la industrialización de la innovación como parte de la estrategia se convierte en fundamental.

• Esta industrialización de la innovación tiene que crear un proceso innovador adaptado a la organización que comience en el mercado con su observación y que, a través de la creatividad, de un funnel de innovación que priorice las líneas y proyectos de innovación, un desarrollo en laboratorio de innovación en base a modelos de killer services que generan finalmente activos, termine, de nuevo, en el mercado.

• Cada organización debe de definir su modelo de desarrollo de activos de innovación, llamados killer services, que a través de la adaptación de las últimas metodologías como Design Thinking, Business Model Canvas, Lean Startup y Agile aseguren la industrialización del mismo conociendo como debe de comenzar un Killer Services en el laboratorio de innovación, como se desarrolla, con que indicadores, como debe de finalizar, etc. asegurando, de esta manera, la alineación con negocio y con el mercado.

• Si le pedimos a toda la organización que innove también debemos de capacitarla desarrollando modelos de capilarización del ADN innovador a través de escuelas de innovación con itinerarios formativos específicos para cada área o perfil, conceptos como embajadores de la innovación, herramientas sociales como observatorios, portales de ideas, etc.

Carlos Galve, Director responsable de Innovación en el área de Tecnología, vía Linkedin.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.