Los secretos de LinkedIn recruiter, ¿cómo lo usa un reclutador?

Siii!!! Por fin los secretos mejor guardados sobre las herramientas de selección quedan al descubierto. Ya conocemos el uso que tiene LinkedIn como red social profesional, pero, ¿sabemos cómo lo usan los reclutadores? Os voy a descifrar cómo se hace… La cuenta recruiter, que es como le llamamos a nuestra cuenta profesional, nos permite muchas cosas, entre ellas:

Contactar con quién queramos sin necesidad de ser su contacto, la vía  habitual es mandar un inmail (mensaje) o llamar por teléfono si aparecen tus datos de contacto. Ya sé que a veces podemos ser pesados, porque no sólo os contactamos nosotros sino muchas otras empresas. Esto también lo puedes hacer tú si tienes una cuenta Premium, destacando tu perfil entre los demás para aplicar a una oferta laboral, si lo haces linkedIn te ubicará en los primeros lugares, aumentando las probabilidades de que el reclutador revise tu candidatura.

Tenemos un buscador, donde los técnicos de selección realizamos las búsquedas vía “booleanos” o keywords, un método eficaz  para encontrar el candidato que quieres de manera rápida. Podemos filtrar desde la empresa actual o anterior, los años de experiencia, la titulación, las skills, idiomas, el cargo o por actividad anterior con la persona, ¿qué quiere decir eso? No te preocupes, no tiene nada que ver con si has practicado yoga o taichí con esta persona, se refiere a si ya has contactado con esta persona antes, porque las conexiones realizadas se quedan guardadas.

Existe una opción donde podemos poner notas y etiquetas al perfil, por ejemplo, visualizado, contactado, que ha aplicado a alguna oferta nuestra, o que una vez le llamamos y no contestó; es decir, podemos añadir cualquier impresión del primer contacto y, como las cuentas recruiter de la empresa están conectadas, cualquier compañero del área de selección lo puede ver también.

Una de las cosas a mejorar por parte de LinkedIn, es que cuando os inscribís a alguna oferta no os podemos dar una respuesta inmediata sobre el estado de vuestra candidatura, así que si no os contestamos…¡Lo sentimos! Esperamos poder mejorarlo.

Un detalle a tener en cuenta por vuestra parte es la cantidad de veces que os inscribís a una oferta, revisad bien la oferta y si efectivamente tiene coherencia con vuestro perfil o lo que habéis hecho hasta el momento aplicad, pero, si no es así, es recomendable que no lo hagáis pues se queda grabado y si, por ejemplo, vemos que te has inscrito a muchísimas ofertas que nada tienen que ver una con la otra nos genera cierta desconfianza y no aporta credibilidad a la candidatura.

Lo peor para un reclutador es contactar con alguien y no recibir respuesta… Ciertamente decepciona un poco, pues le pones ganas en ese momento y personalizas el mensaje en la medida de lo posible para hacer ver al potencial candidato tu interés, pero claro, la persona puede no estar tan interesada en ti y ¡no producirse el Matching! Lo mismo debe pasar cuando nos escriben a nosotros y no contestamos… en todos los sentidos no deberíamos dejar que eso pase, proyecta una mala imagen.

Y hasta aquí los pequeños secretos que esconde LinkedIn desde el punto de vista del seleccionador y qué es importante que conozcáis para tener en cuenta lo que buscamos y así poder mejorar vuestro perfil.

Alicia Sánchez Sánchez, Recruiter and Employer Branding at everis. Contacta con Alicia vía Linkedin

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.