Agárrate que vienen curv… ¡La Generación Z!

 

Seguramente has oído hablar de la Generación Y, millennials o, como los etiquetó el sociólogo estadounidense Kathleen Shaputis, Generación Peter Pan. En España ya son más de 8 millones y a nivel mundial superan la cifra de los 1700.

Son nativos digitales (un estudio realizado por Millward Brown confirma que estos jóvenes dedican una media de 7 horas al día a conectarse y más de un 80% posee perfil profesional en Internet), tienen un comportamiento multitasking (capacidad o necesidad de hacer varias cosas a la vez), son appdictos, críticos, exigentes y extremadamente sociales. Se consideran autosuficientes, valoran la participación y exigen en las empresas valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Sin embargo, son criticados por ser impacientes, malcriados y, sobre todo, por tener un título universitario.

Dentro de las empresas en las que trabajan, destacan por su flexibilidad, creatividad, inspiración y exigencia. Además, tienen una mentalidad más abierta, afirmando que trabajan para disfrutar y no para ganar dinero.

Exigen oportunidades de desarrollo profesional y personal así como la continua formación (según señala la página web Mediapost, un 89% de ellos considera que es importante aprender constantemente en el trabajo). Pero este aprendizaje no es uni sino bidireccional, pues un 76% considera que sus jefes pueden aprender mucho de ellos, aunque 8 de cada 10 necesitan un feedback continuo.

Un 65% de los millennials se consideran necesarios para orientar a sus compañeros más mayores en temas de tecnología y es probable que tengan razón, pues es la generación que ha crecido bajo el paraguas de la tecnología e Internet. En muchas ocasiones, el hecho de que generaciones tan diferentes trabajen juntas puede crear algún tipo de conflicto. Pero todos los conflictos tienen solución. En everis, por ejemplo, se ha creado un comité de sabios formado por millennials. Éstos son  invitados a los comités de dirección y forman parte de algunas de las decisiones de la compañía en temas relacionados con los horarios o la formación.

A día de hoy constituyen un desafío y los profesionales de RRHH lo saben. Éstos tienen un perfil diferente, utilizan un lenguaje más social y directo y las formas que se utilizan para reclutarlos han cambiado. Nada de esperar sentados a que su CV llegue a tus manos, ellos son los que están esperando a ser encontrados.

Pero esto no es nada comparado con lo que se avecina. La GENERACIÓN Z viene pisando fuerte y se va a hacer notar en un mundo que, según dicen, se ha quedado pequeño y requiere un cambio. Autodidactas, creativos y sobreexpuestos a información, constituyen un 25,9% de la población mundial y un 2% de ellos se encuentra ya en edad laboral. Son autónomos, críticos y resolutivos. Tienen nivel de atención bajo (un 11% sufre déficit), mayor conciencia colectiva y ningún miedo a la movilidad (calculan que se mudarán de casa unas 15 veces).

Si los millennials sabían de tecnología, un 65% de la generación Z podría dar clases de TIC, 1/3 estudia con materiales online, el 70% ve más Youtube que la TV y Facebook sigue siendo el rey.

Han nacido o crecido en plena crisis económica con unos índices de paro escalofriantes, viendo cómo sus hermanos mayores (los millennials) malgastaban el tiempo acumulando títulos universitarios para malbaratar entrevistas de trabajo por su sobre-cualificación. Por ello, entre sus principales miedos destacan la economía (tienen terror a endeudarse), la salud y el cambio climático.

A nivel laboral, anteponen el desarrollo profesional a la estabilidad financiera, consideran crucial la conciliación laboral-familiar y sueñan con el autoempleo (un 20% más que los millennials).

Por último, algo que caracteriza a la Generación Z y no a los millennials es que prefieren crear a compartir contenidos. Los jóvenes Z no quieren solo personalizar, sino que quieren participar en la propia creación. Por ejemplo, Nike ya se está adaptando a este público tan variopinto permitiendo que sean ellos quienes diseñen sus propias zapatillas a través de Internet. Otras grandes marcas también hacen pruebas con este público y adaptan sus estrategias para entender sus valores y llegar a ellos, ya que hasta un 59% compraría productos de empresas con capacidad para mejorar el mundo.

Y tú, ¿Piensas que la generación Z tendrá una influencia incalculable? ¿Revolucionarán el mundo aún más que los millennials? ¿Serán capaces de cambiarlo como se proponen? ¿Cómo será la convivencia organizacional con tanta diversidad generacional?

 

Alba Andrino, Departamento de Selección de everis. Contacta con Alba vía Linkedin.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.