Pero…¿qué es la consultoría?

Desde everis queremos ayudarte a entender la labor de un consultor. ¿Te ha pasado alguna vez que buscas en internet a qué se dedica un consultor y no encuentras una respuesta clara? ¿Has preguntado, en primera persona, a un consultor y no ha sabido explicártelo? Si continúas leyendo, vamos a aclararte en qué consiste la consultoría.

Un consultor es un profesional que “resuelve problemas”, es decir, ofrece soluciones a los problemas o retos que tiene su cliente. Estos problemas/retos pueden ser de cualquier índole, por eso hay distintos tipos de consultoras que están especializadas en ámbitos de conocimiento concretos, como por ejemplo: Recursos Humanos, Marketing y publicidad, Arquitectura, Sistemas de Información…

Una empresa de consultoría es, por lo tanto, una compañía de servicios profesionales que puede estar especializada en una o varias áreas de actuación o conocimiento.

En everis, por ejemplo, hacemos proyectos de consultoría en un gran número de empresas que seguro que te suenan: BBVA, Mapfre, Repsol, Renfe, FIFA, Telefónica, OHL,  ¡y muchas más! Pero ¿qué es un proyecto y por qué son necesarios consultores para hacerlos realidad? Con estos ejemplos, seguro que lo entenderás.

Imagínate que una empresa de telefonía adquiere otra. Con la compra es necesario integrar todos sus procesos, por ejemplo, cambiar la página web, bases de datos, sistemas de facturación, canal online, etc. Para poder llevar a cabo esta integración a distintos niveles, contratará el servicio de una consultora que le ayude con un equipo de consultores especializados para que, en un tiempo estimado, realicen la integración.

También puede darse el caso de una empresa que quiera implantar una herramienta informática que gestione lo que se lleva haciendo hasta el momento en Excel. Contratarán a consultores que se reunirán con los usuarios y les explicarán cómo se utilizan las herramientas para proponerles una mejora en sus procesos.

Te preguntarás por qué estas empresas no contratan directamente trabajadores para solucionar estos retos. La respuesta es muy sencilla. A la empresa le resulta más rentable contratar un proyecto de consultoría, fundamentalmente, por dos motivos. El primero, porque la empresa cliente no posee el conocimiento para solucionarlo por sí mismo ni tiene los profesionales para ello; en cambio, el consultor está especializado en el trabajo que va a realizar, es decir, el proyecto para el que se le contrata. Y el segundo motivo es que una vez que el proyecto ha finalizado, la empresa ya no necesita a estos trabajadores, debido a que ese trabajo era puntual. Desde el punto de vista de un consultor, la empresa que le contrata es su cliente. Desde el punto de vista del cliente, el consultor es el proveedor.

Los proyectos tienen una duración determinada. Esto significa que, cuando un proyecto finaliza, el consultor irá a otro que, probablemente, no tendrá nada que ver con el anterior. Este es el motivo por el cual un consultor no sabe decirte en qué consiste su trabajo, porque… ¡cada día es diferente! Y esto es lo que más les gusta a los consultores. Cada día supone un RETO PERSONAL, porque no saben con qué se van a encontrar. Cada día es una MOTIVACIÓN, porque luchan por conseguir el objetivo final. Cada día es un APRENDIZAJE, porque es necesario para sacar el proyecto adelante.

La consultoría ofrece conocer innumerables entornos, equipos, formas de trabajo, metodologías y personas, debido a que, en cada proyecto, todos estos puntos son diferentes. Para los consultores implica la posibilidad de tener un abanico muy amplio de conocimientos, diversidad de entornos de trabajo y equipos y, sobre todo, una rápida carrera profesional, donde cada uno marca sus objetivos. Las ganas de aprender, mejorar cada día y el trabajo en equipo son fundamentales. Al fin y al cabo, la consultoría es ilusión, porque cada día es un día nuevo.

 

 

Marina Domínguez Manteiga, Recruiter & Employer Branding en everis. Contacta con Marina vía Linkedin.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.