Una canaria perdida en Madrid

Es curioso cómo hay decisiones en la vida que cambian el rumbo de nuestro camino, cómo una pequeña idea se convierte en una acción que lo cambia todo. Hace 3 años y 5 meses que decidí mudarme a Madrid desde Canarias, dispuesta a comerme el mundo y, lo que pasó, fue que el mundo me comió a mí de primer plato. Así, sin entrantes ni nada. Cierto es que en Madrid las oportunidades son incomparables al páramo laboral que hay en mi tierra, pero una recién licenciada sin ningún tipo de especialización y apenas experiencia, pocas oportunidades tenía de encontrar un trabajo en su amada profesión: la psicología.

La precariedad laboral  hacía mella, mostrándome  una realidad en la que entrar a trabajar en una conocida multinacional de hamburguesas, como camarera de sala, era una suerte e incluso una meta casi imposible de conseguir. Aun así sabía que debía dar un paso más en mi formación, especializarme o morir. Necesitaba adquirir experiencia laboral, ya que sin experiencia no hay trabajo, pero sin trabajo no hay experiencia ¿no?. Parece lógico, y lo es, aunque hoy en día parezca una idea loca y transgresora. Así que pensé que la única manera de conseguirla era empezar primero como becaria y en ese justo momento, en el que esa idea pasó por mi cabeza, sin saberlo, estaba poniendo mi primer paso para acabar trabajando en everis un año después.

Decidí especializarme en el complejo mundo de los recursos humanos y fue la mejor decisión que he tomado en mi vida. Las puertas comenzaron a abrirse y, unidas con el esfuerzo y el trabajo constante, hacían que las cosas empezaran a fluir. Hasta que, de forma casual, sin buscarlo, un día vi una oferta de everis para un puesto en employer branding y me dije: “¿y por qué no?” Así que me inscribí y ¡aquí estoy! formando parte de una gran compañía. En everis, he tenido la oportunidad de poder compatibilizar los estudios con la adquisición de experiencia laboral, con un horario flexible de verdad. Aquí, realmente se toman en cuenta mis ideas y aportaciones, las escuchan, las consideran y las llevan a cabo haciéndome sentir parte del proyecto, lo cual coincide con el ambiente joven, creativo y dinámico que se ve desde fuera.

He crecido como profesional y como persona, he aprendido de ellos y también sola, exponiéndome a nuevos retos. everis tiene muchas cosas buenas y su programa de becarios también pero, para mí, el pilar clave de la compañía es su gente. Sin duda, son una gran familia que se preocupan los unos por los otros. Sea cual sea el puesto que ocupen, siempre se puede contar con su apoyo. No sé dónde continuará mi camino, prefiero llevarme la sorpresa. Lo que sé es que  con mi experiencia puedo a ayudar a otras personas que, como yo en su momento, se sientan desorientadas, sea cual sea su rama profesional. Os animo a no tirar la toalla, a intentarlo, a pensar que nunca es tarde porque nunca se sabe qué decisión marcará tu destino, e incluso a que el día de mañana seamos compañeros en everis. Entonces habrá merecido la pena.

 

 

 

Aisha Medina es Employer Branding en everis. Contacta con Aisha vía Linkedin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.