Cuando el talento y la tecnología trabajan de la mano

La matemática americana Christine Darden. Fuente: NASA


El otro día, volviendo de Tokyo, vi una de las películas más inspiradoras para mi en los últimos tiempos, y no han sido muchas… Se trata de Hidden Figures: La historia de varias mujeres, matemáticas afroamericanas, que, en plena carrera por la conquista del espacio en los ‘60, tuvieron un papel “oculto” pero clave en todo lo que se consiguió. En el DES ’17 de la semana pasada hablamos mucho de lo que se denomina “transformación digital”. Es un término que no me parece adecuado, porque “digital” como adjetivo empieza a ser prescindible, hoy todo tiene un componente digital; y porque no va de “transformarse” una vez y ya, sino de adaptarse a este nuevo entorno y a los que vengan.

Y en esto, debemos tomar nota del ejemplo de las mujeres recordadas en Hidden Figures. personas y tecnología trabajando juntos.

John Glenn, primer astronauta americano en orbitar sobre la Tierra, solo dio luz verde a su misión cuando Katherine Johnson le confirmó los cálculos de trayectoria. Años más tarde, ella también calcularía la trayectoria de la misión a la Luna del Apolo 11.

Dorothy Vaughan, ante la llegada del primer ordenador que, supuestamente, les iba a quitar el trabajo a todas, aprendió Fortran de manera autodidacta y formó a sus colegas, creando el primer departamento de IT de la historia moderna. Se podría decir que fue la primera CIO de la NASA.

Sus ejemplos hablan de visión, optimismo, confianza y trabajo duro ante los cambios tecnológicos y las dificultades que planteaba el entorno. ¡Justo lo que necesitamos todos en estos tiempos tan apasionantes que tenemos la suerte de vivir!

Muchas compañías y profesionales sienten miedo cuando se enfrentan a los cambios tan vertiginosos que vivimos. El “miedo”, tomado en el buen sentido, nos ayuda a no ser temerarios. Pero en su vertiente más negativa, puede provocar una visión pesimista del futuro, en ocasiones catastrofista, miopía a la hora de saber leer las oportunidades que se nos presentan, desmotivación e inseguridad para afrontar lo que hacemos. En muchos casos crea verdaderos “síndromes de Asterix” que nos impiden avanzar.

En mi opinión, lo que está por venir creará un gran valor para la sociedad y las personas. Así ha sido con todos los grandes avances de la humanidad: con la escritura, con la máquina de vapor, o con el móvil… por poner algunos ejemplos obvios. La diferencia es que lo hará de una manera mucho más radical y rápida. Y esto puede causar cierto vértigo… Afrontémoslo como Katherine o Dorothy!

Javier Casado Digital director en everis. Contacta con Javier vía Linkedin.

Tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

Puedes usar algo de HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> . Los párrafos y los retornos de línea también se incluyen automáticamente.