Languages

subscribe
Informe Banca

Title

Claves de la nueva regulación financiera

banca

Title

14 March 2019

Durante años las tecnologías en materia de pagos han estado transformando la manera en la que realizamos transacciones. Los recientes cambios a nivel internacional, en cuanto al marco regulatorio financiero de los países, están impulsando la innovación en la banca tradicional e integrando las nuevas tecnologías. 

Esto es un paso fundamental para competir con éxito con las nuevas figuras del mercado, además de cumplir con la regulación.

La crisis financiera de 2018 propició el desarrollo de nuevos mecanismos regulatorios con el fin de evitar un nuevo desequilibrio. Así, la nueva regulación ha puesto el foco en reforzar las mejores prácticas teniendo en cuenta las tendencias en el proceso de compra y de pago, así como  en la creciente importancia de la experiencia del usuario. El nuevo modelo de Open Banking y la nueva Directiva de Servicios de Pago de la UE (PSD2) abren la puerta a que las nuevas tecnologías transformen los sistemas financieros tradicionales proporcionando beneficios de seguridad esenciales y estimulando un mercado más competitivo y centrado en el cliente.

El informe que ha llevado a cabo everis junto con la IE Law School, “Tecnología en banca: la oportunidad para cumplir y competir” analiza en profundidad los cambios que propiciará la nueva situación regulatoria y sus efectos en el entorno tradicional bancario. Esta nueva realidad a la que se enfrenta la banca tradicional necesita de un nuevo empuje basado no sólo en cumplir con la nueva regulación, sino desarrollando también las capacidades necesarias para competir con éxito transformando su modelo de negocio.

Las regulaciones que están definiendo la nueva “Open Era”

Algunas de las normativas que ya se encuentran en vigor o que pronto verán la luz están teniendo un efecto claro en la forma en la que los bancos ejercen su función.

En la Unión Europea:

  • PSD2 (aprobada en 2015, los países de la UE tuvieron hasta 2018 para adaptarla y ponerla en vigor): diseñada para expandir el ecosistema financiero abriendo los datos financieros a terceros, lo que supone la optimización de los sistemas de pagos y el refuerzo de las medidas de seguridad.

En Reino Unido:

  • La regulación Open Banking (vigente desde enero de 2018): diseñada para ofrecer a los consumidores una visión más completa de sus finanzas con el fin de elegir los productos y servicios más beneficiosos para ellos. Así, los usuarios de servicios bancarios pueden dar acceso a terceros a su información financiera e historial de transacciones para que puedan ofrecerles nuevos productos y servicios.

En América Latina:

  • En México, la Ley Fintech (aprobada en Marzo de 2018) permite el uso de sistemas de pago más innovadores como billeteras móviles y servicios prepago.

En Asia:

  • En Japón, las enmiendas al Acta Financiera (Junio 2017), promueven el sistema Open Banking demandando que al menos 80 entidades financieras dispongan de sistemas de APIs abiertas para junio de 2020.

El mayor impacto: PSD2 y Open Banking

El objetivo de la nueva Directiva de Servicios de Pago de la UE es fomentar la innovación y favorecer la competencia en el área de servicios bancarios mientras se incrementa la seguridad y la protección al consumidor.

En este proceso los proveedores de servicios externos (Third Party Providers, “TPPs”) están invitados a este sistema para optimizar pagos, armonizar y poner de relieve cualquier coste oculto, así como proporcionar nuevos servicios e incrementar la seguridad. Con el fin de cumplir los objetivos de PSD2, en marzo de 2018 se publicaron las normas técnicas (RTS) y las Directrices, en las que se describen los requisitos de seguridad específicos para la autenticación de los clientes, los informes sobre fraude en transacciones y los estándares abiertos y seguros de comunicación. Esto requería que los bancos proporcionaran una interfaz para que los TPPs accedieran a la información y permitieran una comunicación simplificada.

PSD2 introduce dos nuevas figuras en el  mercado:

  • Proveedores de Servicios de Información de Cuentas: son agregadores de información que pueden acceder a los datos de los usuarios y ofrecerles nuevos servicios: gestión integradas de todas sus cuentas, consultas, comparación de precios, etc.
  • Proveedores de Servicios de Iniciación de Pagos: diseñados para simplificar los servicios de pagos directos en lugar de utilizar tarjetas de débito o crédito.

A medida que PSD2 va tomando forma en Europa, la regulación de Open Banking en el Reino Unido ha abierto el mercado a nuevos actores, predominantemente empresas Fintech, que han desarrollado sistemas de pagos más innovadores, así como servicios con foco en el cliente que ofrecen una forma más efectiva de compartir información.

Consecuencias para la banca tradicional

Según el informe “Tecnología en banca: la oportunidad para cumplir y competir”, nos encontramos en una era prerrevolucionaria y con un movimiento claro hacia la “Open Era”. Aunque la banca está ahora “obligada” a cumplir con regulaciones específicas, el sistema en sí mismo está todavía en los inicios del cambio. El reto principal para los bancos será reevaluar sus modelos de negocio y posicionarse en la cadena de valor, además de valorar con quién interactúan en el nuevo ecosistema financiero y cuál será su estrategia tecnológica.

Valor:

Los bancos ya no tendrán el monopolio en la creación y distribución de productos. Las empresas Fintech, desarrolladores y proveedores de gestión de agregadores financieros conformarán el nuevo ecosistema. Los bancos tienen que decidir cómo proveer los servicios de los TPPs a sus clientes mientras mejoran la experiencia del cliente utilizando datos compartidos para consolidar la plataforma. El reto consistirá en analizar y entender mejor las necesidades de sus clientes.

Ecosistema:

Los bancos necesitarán decidir con quién quieren tener relaciones de negocio para maximizar su nuevo modelo de negocio. También tendrán que decidir a qué segmentos de clientes quieren dirigirse, qué productos y servicios mantener o crear y si forman alianzas con otros bancos, Fintechs o grandes empresas de IT.

Tecnología:

Los bancos necesitarán crear Interfaces de Programación de Aplicaciones (APIs) para conectar y compartir la información con los TPPs. Aunque no hay una definición estricta en la RTS de cómo tienen que ser las APIs de cada entidad, deberán de  cumplir con unos básicos como el control de accesos, monitorización y requerimientos de seguridad. Estos nuevos requerimientos tecnológicos implicarán que las entidades financieras reformulen sus infraestructuras técnicas para cumplir con las exigencias regulatorias y los nuevos avances en sistemas. Además, no está claro todavía cómo el mercado reaccionará a la posibilidad de que los bancos creen sus propias APIs para “impedir” la participación de los TPPs.

La necesidad de las entidades financieras de cumplir con la nueva normativa significará que los bancos deberán reconsiderar su lugar en el proceso de innovación con el fin de mejorar su negocio para seguir teniendo un papel relevante en el mercado.

 VERSIÓN EN INGLÉS

 

Category

Leave us a comment