Languages

retos-e-innovacion-la-respuesta-está-en-las-personas

Title

Retos e innovación: la respuesta está en las personas

innovación

Title

11 de septiembre de 2018

No importa lo mucho que sabes, sino lo que eres capaz de aprender.

Vivimos en un mundo inmerso en una continua revolución, complejo y difícil de entender en toda su amplitud y contexto. Esto hace que hoy sepamos y vivamos muchas cosas que hace apenas 20 años ni siquiera existían y no somos capaces de imaginar lo que tendremos que aprender y experimentar en los próximos 20. ¿Cómo viviremos, cómo nos relacionaremos?

La tecnología está siendo clave en esta revolución. Nos ha permitido escalar un sinfín de procesos, conocimientos y experiencias que, antiguamente, sólo compartíamos entre amigos y conocidos. Hemos modificado la forma en que nos comunicamos, compartimos y consumimos productos y servicios.

Las personas en el centro

Como usuarios, hemos pasado de elegir entre un surtido de productos y servicios, a diseñarlos a nuestro gusto y en base a nuestras necesidades. El usuario y el cliente final están cambiando su rol, y se trata de un cambio de 180º.

La conversación con las marcas es directa y las opiniones, aunque sensibles, son una fuente de mejoras e innovación continua procedente de los propios consumidores. Cada vez más, el usuario es el eje central en el desarrollo de innovación, incluso lo es dentro de la sistematización que suponen muchos procesos productivos.

Y este cambio de rol lo cambia todo. Estamos ante un mundo de oportunidades y retos, determinados por la capacidad que tengamos de escuchar a los clientes y de establecer cauces para su participación directa en el diseño de los productos y servicios.

El reto es mantener la velocidad

Pero, ¿están las empresas preparadas para adaptar la forma en la que trabajan y dar respuesta a estos nuevos usuarios y clientes que han cambiado su rol? ¿Cómo podemos acercarnos a ellas para interactuar y crear conjuntamente? ¿Estamos dispuestos a escuchar sus necesidades y darles respuestas a través de nuevos productos, servicios, o a través de nuevas formas de llevar a cabo nuestros servicios tradicionales?

Y lo más importante, ¿cómo podemos ser más ágiles para evolucionar a la misma velocidad a la que lo están haciendo los usuarios y clientes finales?

El reto no es fácil. Depende de numerosas variables, situaciones y contextos. Lo que está claro es que cada vez resulta más importante establecer estos cauces que permitan canalizar, facilitar y maximizar la participación de los usuarios y clientes en nuestros procesos creativos y de innovación. Innovación que es nuestro presente y nuestro futuro.

Espacios para la cocreación

Y estos cauces comienzan por los lugares de encuentro. Los espacios de innovación, como el everis Livinglab, son lugares en los que crear, diseñar, compartir y aprender con clientes, partners y colaboradores, integrándose con los ecosistemas de startups y las redes internacionales de hubs y labs de innovación. Son espacios en los que la cocreación es la base y el principio sobre el que pivota toda la actividad.

También la metodología con la que se afrontan estos retos juega un papel fundamental en los espacios. El design thinking (concebido como filosofía, así como en su dimensión de producto o de desarrollo de servicio) y las metodologías ágiles, nos permiten implementar procesos de cocreación implicando a actores internos y externos a las compañías; actores en los procesos que representen tanto la visión más técnica y funcional, como a los distintos usuarios involucrados en la solución desde cualquiera de sus vertientes. En conclusión, hablamos de procesos y metodologías que permiten enriquecer la conversación, alinear expectativas y obtener resultados del máximo nivel y acierto.

Cuanto más complejo es el contexto y mayor el reto, más importante es la interdisciplinariedad y la incorporación de las diferentes visiones en las diversas partes del proceso creativo, permitiendo una visión holística de la solución.

Es interesante comprobar cómo, en esta nueva relación que los clientes establecen con la marca, a través de su involucración directa en los procesos creativos, emerge también como tendencia la vuelta de los espacios físicos, que se convierten en el centro de la experiencia de marca, así como en centro neurálgico en el que se materializa el desarrollo de la innovación.

Espacios abiertos

La innovación requiere conversación, creatividad y experimentación y, en esa línea, los espacios para la cocreación han de ser abiertos, inclusivos, vivos, dinámicos e inspiradores, rompiendo con los espacios corporativos tradicionales. Espacios adaptados al cambio a través de su versatilidad y flexibilidad, la misma que requieren las distintas fases del proceso creativo.

En estos nuevos espacios, la frontera entre la experiencia digital y la física se diluye. El mundo digital es parte del mundo físico, y el mundo físico es parte del digital. Ambos se integran formando parte de todo el proceso de diseño e implementación, a la vez que se potencian a través de la experimentación en tecnologías disruptivas.

El everis Livinglab nace bajo esta filosofía y con una creencia firme en los valores que representa. Ha sido diseñado para facilitar la cocreación, la evolución y la revolución y, por lo tanto, sus posibilidades son inmensas. No sólo por las tecnologías que ya se están trabajando (Realidad Aumentada y Virtual, la robótica, el reconocimiento de voz o la Inteligencia Artificial), que actúan como catalizadores de la innovación, sino por toda la dimensión de actividad que permite el espacio.

Las respuestas están a nuestro alcance

La sociedad y los clientes demandan nuevas soluciones continuamente, a la vez que la tecnología avanza a gran velocidad buscando dar respuesta a esas demandas. Son dos carreteras en sentido contrario que, al converger, consiguen crear un valor diferencial: la innovación. Y es aquí donde cobran sentido estos espacios de cocreación como puntos de encuentro entre las demandas del usuario y las posibilidades técnicas, puntos de encuentro donde todos (clientes, usuarios, proveedores, partners, colaboradores, programadores…) puedan aportar su conocimiento y experiencia para hacer nuevas preguntas y encontrar nuevas respuestas. Puntos de encuentro donde se encuentren como en casa y donde el entorno les empuje a sacar lo mejor de cada uno de ellos.

Y aunque todo esto es importante, no podemos olvidarnos de uno de los metavalores de everis como base de esta nueva relación con nuestros clientes, partners y la sociedad: la transparencia. Hoy más que nunca, debemos contarles lo que hacemos y hacerles partícipes. La transparencia es el cimiento sobre el que construir relaciones de confianza y colaboración, relaciones que nos permitirán codiseñar la sociedad del futuro en un espacio como el everis LivingLab.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario

Post relacionados

Ángel Sánchez
Ángel Sánchez
21
innovación
Antonio Acosta Desmedit
Antonio Acosta Desmedit
25
cloud, tecnología
David Junyent Moragas
David Junyent Moragas
177
innovación, consultoría

Los más leídos