Languages

suscríbete
Inteligencia Artificial para que se produzca la Revolución Intelectual

Title

Inteligencia Artificial para que se produzca la Revolución Intelectual

inteligencia artificial

Title

2 de diciembre de 2015

Gracias a los avances que en los últimos tiempos se están consiguiendo en el campo de la inteligencia artificial, los responsables de Recursos Humanos de las compañías podemos encontrar un filón a explorar aquí. ¿Te imaginas no tener que pedirle a una persona que va a tener que dedicarse 8 horas al día a una tarea monótona y repetitiva? ¿Y que ese tiempo lo invierta en crear nuevas formas de hacer negocio?

La Revolución Industrial supuso un cambio en el mundo laboral, las tareas manuales pasaron a ser realizadas por máquinas, con un consecuente aumento de la eficiencia, y minimización de los riesgos laborales. Afrontamos ahora una nueva “revolución industrial”, que podríamos llamar “Revolución Intelectual”. Ahora somos capaces de enseñar a las máquinas a pensar de manera estructurada y a dar respuesta a determinadas tareas intelectuales sencillas.

En nuestro día a día ya tenemos ejemplos de este tipo de tareas: un call center donde un sistema nos va guiando hasta darnos las respuesta que necesitamos; lectores avanzados de documentos para identificar datos relevantes o erratas; etc.

La novedad que nos introduce la Inteligencia Artificial es que estos sistemas empiezan aprendiendo de los humanos y terminan “autoaprendiendo”, de manera que según va pasando el tiempo y mayor interacción tienen, disminuye el ratio de error. Por tanto, uno de los miedos, que siempre se ha tenido a la hora robotizar tareas, se ve minimizado. Desde las áreas de Recursos Humanos debemos fomentar el uso de la inteligencia artificial en nuestras organizaciones. Pero este ejercicio siempre debe ir acompañado de un compromiso por nuestra parte: ser los garantes del fomento de la creatividad en los empleados.

Nuestra máxima debe ser la de tratar de obtener el máximo partido de aquello que nos hace seres infinitamente superiores que cualquier máquina. Es decir, la inteligencia humana, la creatividad, la energía, el enfoque novedoso ante los nuevos retos. Un aumento de la capacidad creativa de la organización, se traduce rápido en buenos resultados, sobre todo en un mundo empresarial que avanza muy deprisa y en el que las compañías, para sobrevivir, están abocadas a renovarse.

Está comprobado que una persona motivada y que siente que está haciendo un trabajo alineado con su propósito, es decir un trabajo con sentido, puede rendir hasta 100 veces más que otro profesional. Este grado de engagement se consigue cuando las personas que trabajan en una empresa, mantienen un compromiso auténtico con el trabajo que están realizando, y no tanto por su jefe, o con la empresa, sino con el propósito que se esconde detrás de su tarea, así como con ellos mismos en primer término. Un compromiso que, en el escenario ideal, está además alineado con su propósito vital.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario