Languages

suscríbete

Title

El despegue del e-commerce de alimentación ¿espejismo por la pandemia o realidad?

Negocio

Title

18 de marzo de 2021

El incremento en las ventas que viene experimentando desde el inicio de la pandemia el sector de retail alimentación no se debe únicamente al incremento en las ventas en tienda física (derivado del aumento en el gasto en alimentación y la psicosis por el acopio de alimento de los primeros meses), sino también por el auge sin precedentes en el canal online.

La venta online de alimentación creció un 182% en España entre mediados de marzo y finales de mayo de 2020, llegando a multiplicarse por 8 y superando por primera vez el 2% de venta.

En un artículo publicado de Expansión en mayo 2020, el director de calidad de Mercadona, Luis Pla, apuntaba a la cifra del 3,7% de venta. Por su parte, el director de Marketing de Consum, Manuel García, hablaba de un porcentaje del 2,5%.

Este incremento fue incluso muy superior en el caso de El Corte Inglés (tercera empresa en España en ventas online, solo por detrás de Amazon y AliExpres), llegando a suponer un 18% de cuota de mercado en venta de alimentación online, con un crecimiento del 196%.

Esta explosión sin precedentes del e-commerce ha supuesto grandes quebraderos de cabeza para los retailers de alimentación, que no estaban preparados para este crecimiento, llegando algunos incluso a tener que cerrar el servicio.

Con la llegada de la“nueva normalidad” y cuando por fin consigamos volver a una situación de normalidad a secas, ¿qué se prevé que suceda con el e-commerce en alimentación? ¿El auge del último año se quedará en un espejismo y volverá a tasas pre-pandemia o habrá llegado definitivamente para quedarse?

La tendencia indica que los retailers deben prepararse para un futuro inminente en el que el canal online se mantendrá en tasas superiores a la era pre-pandemia. Según Kantar el e-commerce en alimentación ha pasado del 2% antes de la pandemia, al 8% durante el confinamiento y al 4% con la nueva normalidad. 

La innovación, la transformación digital, los cambios en la logística, la omnicanalidad y la experiencia de usuario son ejes fundamentales en los que los retailers tendrán que apoyarse para afrontar el gran reto de reinventar el canal online, explotar todo su potencial y rentabilizarlo.

Tradicionalmente los retailers de alimentación no tenían una estrategia clara respecto al canal online, más bien lo afrontaban desde la óptica de un servicio deficitario, pero que tenían que ofrecer a los clientes quienes esperan encontrar la opción de compra online también para los productos de alimentación. Esta perspectiva está cambiando y empiezan a enfocar este canal con una visión de futuro y como una oportunidad para mejorar sus modelos de negocio.

La llegada de Amazon Fresh supone un nuevo desafío para el sector, el cual deberá explorar nuevos modelos de negocio como una mayor implantación del click and collect, nuevos modelos como BOPIS (Buy Online Pick up In Store): recogida en los alrededores de la tienda sin apenas bajarse del coche, comida preparada con envío a domicilio, ofertas exclusivas para clientes online, entregas exprés, nuevas fuentes de ingresos,…Desde una perspectiva omnicanal, ya que el cliente tiende cada vez más a ser un cliente omnicanal, por lo que el foco deberá estar en ambos canales, físico y online. Según el “IV Observatorio para la evolución del comercio electrónico de alimentación 2020: Hacia la proximidad digital”, el canal mixto es el canal que más está creciendo.  

 

La logística es otro de los grandes retos que habrá que abordar para adaptarse a las nuevas tendencias y garantizar la sostenibilidad futura del e-commerce.

El último informe de la Logística en el e-commerce señala la “última milla” y la demanda de plataformas de crossdocking y refrigeradas como las principales tendencias. Para poder rentabilizar las entregas, los retailers necesitan estar más cerca al cliente final por lo que la “última milla” se convierte en impulsora de estos nuevos modelos de plataformas donde la localización, el espacio, la tecnología y la relación de los procesos son factores clave.

Nuevos modelos de distribución como las “Dark Stores” (tiendas físicas dedicadas exclusivamente a preparar pedidos online), o Micro-hubs repartidos por el área urbana como centros de reparto y recogida más cerca del cliente empiezan a ser ya una realidad.

La transformación digital es uno de los ejes fundamentales en los que se basará este cambio de modelo. Una mayor automatización en almacenes y preparación del pedido, la eficientación de las franjas de envío, ajustes de carga y optimización rutas de transporte o el seguimiento de rutas online son algunos ejemplos donde tecnologías como el Big Data, IA, IoT, RPA están ayudando a los retailers en su transformación digital.

La mejora de la experiencia de usuario en la compra online es otra de las principales tendencias. Los retailers que quieran competir en el online, tendrán que ser creativos para hacer que este cliente tenga una mejor experiencia de compra, más personalizada, con una mayor flexibilidad multidispositivo y acorde a la tendencia Mobile First.

Sin duda la pandemia ha supuesto un antes y un después para el e-commerce en el sector del retail de alimentación y todo parece indicar que el despegue del canal online es una realidad.

Los retailers tienen una gran oportunidad para reinventar sus modelos de negocio, desde una perspectiva omnicanal, aprovechando todo el potencial del canal online para establecer nuevas formas de estar en contacto con el cliente, ofrecerle contenidos de valor personalizados y conectar emocionalmente con un consumidor cada vez más exigente y conectado, también a la hora de llenar la cesta de la compra.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario