Languages

suscríbete
ayuda a la ayuda humanitaria

Title

Retos de la gestión de la cadena de suministro de las organizaciones humanitarias

Negocio

Title

10 de diciembre de 2018

Actualmente, millones de personas se enfrentan a situaciones de hambre, catástrofes naturales, conflictos o migraciones forzadas, entre otros riesgos. Según el Panorama Global Humanitario, más de 128 millones de personas de todo el mundo necesitarán ayuda y protección humanitaria, y hacen falta más de 24.000 millones de dólares para abordar dichos retos. 

Los organismos de socorro internacionales se comprometen a reaccionar con rapidez a dichas emergencias pero, desafortunadamente, existen obstáculos logísticos y operativos que impiden la llegada y la entrega puntual de las provisiones necesarias a los beneficiarios, lo que genera brechas en el suministro de necesidades básicas como comida, agua o medicinas a las poblaciones más vulnerables.

Ante esta situación, es importante reflexionar sobre cómo podemos ofrecer apoyo a los usuarios de las organizaciones para que las acciones humanitarias sean más eficaces. No hay una única respuesta a esta pregunta. Sin embargo, creo que es necesario abordar una cuestión clave: la gestión de la cadena de suministro (SCM, por sus siglas en inglés). Esto se debe a que el elemento fundamental de la asistencia humanitaria implica ayudar de forma eficaz a las personas que se encuentran en situación de riesgo. Esa eficacia se refleja principalmente en el alcance de la logística, que debe abarcar todos los niveles: desde la planificación y la selección de proveedores, hasta la distribución de los productos básicos. Tenemos que ser conscientes de que esto supone un reto para la eficacia de la acción humanitaria, ya que la demanda de asistencia para situaciones de crisis es mayor y, sobre todo, porque los conflictos cada vez son más complejos. En este contexto, la dimensión y la presencia de las organizaciones humanitarias han aumentado para así poder afrontar los nuevos retos que presenta la logística humanitaria. Dichos retos van desde la imposibilidad de hacer seguimiento de la ayuda, hasta las barreras impuestas por el suministro local o las restricciones gubernamentales. Así pues, para responder de forma eficaz a las situaciones de crisis, hay que optimizar todos los procesos de la cadena de suministro y reducir el riesgo relacionado con los bienes y servicios adquiridos, transportados y distribuidos entre las personas que los necesitan urgentemente.

Gracias a nuestra experiencia en este ámbito, y sobre todo en países que necesitan ayuda humanitaria (como Nigeria o Somalia), hemos identificado varios retos que siguen dificultando el buen funcionamiento de la unidad de la cadena de suministros de nuestros clientes. En contextos especialmente complejos que suelen derivar del peligro de trabajar en entornos remotos, tanto a nivel local como regional, ofrecemos soluciones a procesos esenciales que influyen directamente en varias funciones de la SCM, como son los siguientes:

  • Digitalización y distribución de las tecnologías más novedosas relacionadas con los procesos de la cadena de suministro, lo que ayuda a transformar las largas fases del proceso en adquisiciones y almacenamientos inteligentes, una logística autónoma y análisis más avanzados, entre otras cosas.
  • Optimización de los procesos de la cadena de suministro con metodologías como Lean Six Sigma, lo que comporta la reducción de los residuos, la prevención de errores y la mejora del rendimiento general, con unos resultados excelentes en términos de eficiencia operativa y reducción de costes.
  • Mejora de la coordinación interna de la cadena de suministro, evitando así ineficiencias durante el cumplimiento del acuerdo.
  • Mejora de los procesos de las comprobaciones, con el fin de mitigar y valorar los riesgos asociados a los proveedores y garantizar desde el  inicio el cumplimiento de los requisitos necesarios para gestionar las compras correctamente.

Además de trabajar en la mejora de procesos, es necesario analizar los obstáculos locales de cada país de forma independiente, como la disponibilidad y la proximidad de los proveedores en la zona o incluso los conflictos sociales o políticos, las disputas entre pueblos o la presencia de grupos armados, que pudieran existir. Así pues, tanto la armonización de procesos como la capacidad de adaptación son aspectos esenciales que surgen a partir del rediseño de la cadena de suministro. Esto garantiza la coordinación de los procesos comunes. No obstante, hay que tener en cuenta la singularidad de la oficina y los despachos regionales de cada país, una cuestión clave para gestionar las dificultades a las que se enfrentan a diario tanto el personal como los proveedores.  

En este sentido, everis ofrece la posibilidad de ayudar a las organizaciones humanitarias a buscar estrategias nuevas para mejorar la SCM, proponiendo soluciones a sus necesidades y demandas cambiantes y, sobre todo, proyectos de transformación comercial, eficacia y racionalización de la efectividad, y gestión del cambio. En última instancia, la acción humanitaria es una acción coordinada, y el papel de everis, invisible pero clave, se basa en ofrecer de forma eficaz «ayuda a la ayuda humanitaria».

 

Categorías

Etiquetas

0 Comentarios

Deja tu comentario