Languages

donde-esta-el-talento

Title

¿Dónde está el talento?

people
talento

Title

9 de agosto de 2018

No existe duda de que vivimos en tiempos cambiantes. La tecnología ha alterado cada una de las piezas de nuestras vidas diarias, desde los detalles más triviales hasta impactar enormemente, por ejemplo, en la manera en la que trabajamos.

Diversos avances tecnológicos están comenzando a cambiar nuestro trabajo diario. La irrupción de tecnologías en el ámbito laboral, como la inteligencia artificial y la robótica, permitirán que los trabajadores se puedan concentrar en elaborar la vertiente más humana y creativa dejando a la tecnología la parte más monótona y repetitiva.

Asimismo, la evolución tecnológica también está provocando cambios en cómo se produce y gestiona la relación entre cliente y empresa, y entre empresa y empleado. La economía de plataformas ha entrado con fuerza (Uber, Deliveroo, etc) y, aunque el modelo deberá evolucionar para encajar mejor en el ecosistema laboral y fiscal de cada país, deja entrever un cambio de idiosincrasia a gran escala que no tiene vuelta atrás. Además, afectará a todo tipo de servicios e industrias, no sólo a la provisión de microservicios. Esta plataformización y descentralización del trabajo es una tendencia imparable que afectará a muchas industrias y en especial, a la de servicios IT.

Además de los cambios tecnológicos, también se están produciendo cambios sociales. El ejemplo más evidente es el del nuevo perfil de personas que acceden al mundo laboral. Hablamos, claro está, de los llamados Millenials, que cada vez suponen un mayor porcentaje de la masa laboral, que tienen unos objetivos laborales y vitales distintos, y que, como veremos, imponen sus valores, obligando a que la relación empresa–trabajador evolucione hacia nuevos modelos.

Los clientes evolucionan

Los clientes están evolucionando hacia la demanda de servicios que implican un conocimiento cada vez más tecnológico, un conocimiento que a su vez cambia con mayor rapidez. Esto provoca un fuerte desajuste entre las necesidades demandadas y el modelo tradicional que las satisface. Para las empresas que proveen servicios, el problema más directo que se produce está relacionado con la contratación (sourcing), y en particular, en dos puntos. Por un lado, la capacidad de acceder a talento específico y especializado para cubrir la demanda. Por otro, la rapidez en la que ese acceso al talento se produce (desde la necesidad de la demanda de talento hasta la satisfacción de la misma).

El talento se transforma

Como mencionábamos antes, los nuevos integrantes de la masa laboral están cambiando en cuanto a los objetivos vitales y profesionales que se plantean a la hora de acceder al mercado laboral. Para este nuevo perfil de potencial empleado, el principal interés ya no es el crecer de manera vertical en una empresa y permanecer en ella durante años. Al contrario, buscan la realización personal y profesional mediante la especialización, el crecimiento horizontal que les permita dejar huella en lo que hacen, y con la intención de gozar de una vida laboral más fluida, flexible y creativa. De esta manera alteran el modelo económico y laboral, orientándolo, cada vez más, a un modelo de relación laboral horizontal a gran escala, profundamente basado en la tecnología.

Adaptación de las empresas

La consecuencia del cruce entre nuevas tecnologías y cambio de modelos de relación y de paradigmas sociales es un mercado marcadamente distinto del que conocemos.

Para afrontar estos cambios sin provocar un desajuste, que a la larga será insalvable vistas las tendencias sociales y económicas, las empresas se deben adaptar a estos nuevos paradigmas. Los modelos de sourcing actuales no satisfacen los cambios en las necesidades de los clientes. Tampoco se adaptan a las tecnologías necesarias, ni a las nuevas vías de acceso a talento para satisfacer dicha demanda.

En consecuencia, las compañías tendrán que identificar nuevos modelos que permitan acceder a talento siguiendo diversas premisas. En primer lugar, deben buscar el acceso a nuevo talento altamente cualificado. Además, el acceso a este talento debe ser en un modelo bajo demanda. Por último, este acceso debe producirse de manera escalable y adaptada a los niveles de exigencia que se esperan de una empresa, y además, hacerlo de manera integrada y complementaria al modelo actual, sin provocar fricciones con el workforce actual e interno.

Estos objetivos podrán ser alcanzados de manera eficiente mediante soluciones plataformizadas que permitan a las empresas integrar avances y soluciones tecnológicas en la gestión escalable del workforce híbrido, que combina a los trabajadores internos con los on-demand.

De esta manera, la conjunción de tecnología (AI, Automation, Platformized Interactions) con nuevos modelos de sourcing híbridos, harán que compañías como everis alcancen niveles de escalabilidad nunca vistos.

Pero esto es otra historia…

 

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario

Post relacionados

Los más leídos