Languages

suscríbete
cabecera-blog_1280x420px

Title

Tecnología y hábitos de vida saludables, aliados contra el cáncer

Responsabilidad social

Title

4 de febrero de 2020

Hablar de lucha contra el cáncer hoy en día es hablar de innovación, de la aplicación de la tecnología a la salud para mejorar la vida de los pacientes y de promoción de hábitos de vida saludables. everis tiene un papel clave en esta causa por su apoyo a los sistemas sanitarios, tanto en el soporte y seguimiento de los pacientes como en la investigación de la medicina de precisión, que permitirán avanzar tanto en las terapias como en los tratamientos individualizados. Los datos son esperanzadores, la mitad de las personas que padecen cáncer en la actualidad sobreviven.

Existen 200 tipos de cáncer diferentes y cada año se detectan 18 millones de nuevos casos de cáncer en el mundo. Esta es la cara mala de la moneda; nosotros nos quedamos con la parte positiva, y es que la mitad de las personas que padecen esta enfermedad se curan. Y la tecnología es parte de la solución.

Desde everis facilitamos a los profesionales sanitarios los mecanismos necesarios para tener control de la población y predecir los factores de riesgo que cada ser humano tiene para desarrollar esta enfermedad. El objetivo es hacer posible la detección temprana y afinar el tratamiento para que sea lo  más personalizado posible, ya que ambas cosas son directamente proporcionales al éxito en la recuperación, en otras palabras, son una prioridad para salvar vidas.

En los últimos años se está avanzando de forma exponencial en el estudio de la genética y la epigenética, es decir, el impacto de los factores ambientales en la expresión de los genes. Estos avances permitirán aplicar tratamientos especializados a cada persona, y, junto a la medicina de precisión, determinarán no solo dichos tratamientos sino también la posibilidad de identificar grupos de riesgo a los que detectar de forma precoz la enfermedad.

La tecnología ayuda a la detección temprana de forma directa. El examen visual de las imágenes médicas y las técnicas manuales que se utilizan para detectar cualquier tipología de cáncer, consumen una gran cantidad de tiempo y tienen un alto margen de error. Los avances tecnológicos en imágenes médicas y biomarcadores mínimamente invasivos son prometedores para abordar los desafíos en detección, tratamiento y seguimiento del cáncer.

También la Inteligencia Artificial juega un papel fundamental en el examen de la imagen médica donde las técnicas de IA ayudan a identificar anormalidades sobre patrones establecidos por lo que constituyen una herramienta precisa de soporte al diagnóstico.

Como ejemplo del uso de la IA,en el análisis de imagen médica el pasado verano el grupo NTT DATA, con la colaboración de la Universidad de Miyazaki, llevó a cabo un proyecto de investigación en el que utilizó la tecnología de la Inteligencia Artificial para detectar anomalías en los riñones y alcanzó un porcentaje de precisión en la detección del cáncer del 88.85%.

Nuevas técnicas y tratamientos menos invasivos

Existen nuevas técnicas no invasivas como la biopsia líquida, una prueba analítica que se realiza en una muestra de tejido biológico, fundamentalmente en sangre, y  se aplica al diagnóstico del cáncer en estado temprano. El método consiste en tomar varias muestras de fluido a lo largo del  tiempo, lo que ayuda a los médicos a entender la evolución del cáncer y valorar la eficacia del tratamiento que se está aplicando en cada caso.

Como referencia, el prestigioso oncólogo Josep Baselga, del Comité Científico de Vall D'Hebron Instituto de Oncología (VHIO), considera que la biopsia líquida será una de las herramientas más prometedoras en la lucha contra el cáncer y asegura que su aplicación permitiría aumentar su curación en un 25%. Los tumores eliminan de forma natural parte de su ADN a la sangre y a partir de una pequeña extracción, los investigadores son capaces de detectar un tumor con mayor antelación.

Categorías

Etiquetas

0 Comentarios

Deja tu comentario