Languages

suscríbete

Title

Conocer la Tierra desde el Espacio, ahora al alcance de todos

tecnología

Title

5 de octubre de 2020

Quizá uno de los mayores sueños del ser humano a lo largo de la historia ha sido el de alcanzar a conocer el Espacio para entender mejor el mundo en el que vivimos. Apoyándonos en grandes innovaciones tecnológicas hemos llegado a visitar otros planetas, pero también hemos logrado un mayor conocimiento del nuestro propio.

La observación de la Tierra, o Earth Observation (EO), permite realizar un estudio y seguimiento de nuestro planeta en tiempo real gracias a diversas tecnologías, con la imagen óptica e infrarroja y radar como las más empleadas en satélites. Por ello, ante la pregunta “¿Hasta dónde puede llegar el ojo humano?”, la respuesta es evidente: hasta donde la tecnología lo permita.

NewSpace: la democratización de la observación de la Tierra 

Ya en los años 70 existían imágenes satelitales para el mundo civil, comenzando por las famosas misiones meteorológicas del METEOSAT en órbitas geoestacionarias, que nos proporcionan información meteorológica a África y Europa. En la década de los 80 también se comenzó a obtener imágenes de precisión en órbitas cercanas a la Tierra, por ejemplo, con SPOT Image. En la actualidad incluso un ciudadano medio puede adquirir sin dificultad imágenes de satélite con resoluciones que llegan hasta 30cm por píxel, como por ejemplo a través de Digital Globe, una empresa proveedora de imágenes satelitales y que forma parte del grupo Maxar Technologies.

Pero, ¿hacia dónde se dirige este rápido avance en la observación de la Tierra (EO)? Una clave fundamental es el NewSpace, una filosofía que aplica soluciones innovadoras para proporcionar un acceso asequible al espacio, especialmente liderado por start-ups y pymes. Esto es posible gracias a la aplicación en satélites de tecnologías y procesos no diseñados inicialmente para el Espacio, nuevas ideas de estandarización como los CubeSats o la irrupción de fondos de capital riesgo, entre otros factores.

Esta democratización del Espacio conseguida con el NewSpace posibilita el uso de más satélites, de manera que las revisitas a objetivos en Tierra pueden ser mucho más frecuentes. Además, para la EO ha jugado un papel fundamental la explosión de tecnologías para cámaras digitales de consumo corriente de los últimos 15-20 años.

¿Cómo nos ayuda la observación de la Tierra (EO)?

En everis siempre hemos considerado importante para nuestros clientes la EO, ya que los resultados que se obtienen del procesado y análisis de los datos satelitales tienen un gran interés para la aplicación en sus procesos y su actividad comercial. Desde everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad (everis ADS) llevamos a cabo diversas iniciativas relacionadas con la teledetección, con el objetivo principal de llevar el dato relevante y útil a nuestros clientes.

Uno de los proyectos más ambiciosos en los que nos hemos embarcado casi desde sus inicios es el de Satlantis, una pyme española participada por el grupo everis líder en las iniciativas y tecnologías de NewSpace en lo referente a las cámaras de EO. El pasado 9 de junio, fuimos testigos de uno de los hitos más cruciales de los últimos años. La cámara de observación de la Tierra iSIM-170 fue instalada de forma satisfactoria en el módulo japonés de la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). Se trata de la primera tecnología de origen no japonés que se ubica en la parte japonesa de la ISS, así como la primera cámara de Satlantis que viaja al espacio, por lo que es un hito clave tanto para el desarrollo de la tecnología internacional como para la compañía y la industria española.

A nivel técnico, la cámara iSIM-170 supone una verdadera revolución en las capacidades de teledetección. Se trata de un sistema miniaturizado, de apenas 15 kilogramos de peso, capaz de llegar a resoluciones submétricas de la superficie del planeta. Gracias a esta combinación única entre dimensiones y rendimiento, el sistema está llamado a tener un destacado impacto en la industria espacial, ayudando a reducir de forma notable los costes de las misiones.

Asimismo, lideramos un proyecto marco con la Agencia Espacial Europea (ESA) para diversos estudios basados en las imágenes del proyecto Copernicus, el programa de EO más ambicioso de la historia. Copernicus ha sido diseñado para proporcionar información precisa, actualizada y de fácil acceso para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y eliminar los efectos nocivos del cambio climático y garantizar la seguridad ciudadana.

También colaboramos en distintos proyectos para futuros sistemas de observación marítima por satélite de la Agencia Europea de Defensa (EDA) y tenemos convenios con distribuidores de imagen de muy alta resolución para su aplicación en distintas ofertas. A través de nuestras soluciones más innovadoras, aplicamos Inteligencia Artificial al procesado de imágenes, otorgando a éstas un valor único y clave para nuestros clientes y sus decisiones.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario