Languages

suscríbete

Title

El profesional sanitario: eje esencial de la seguridad del paciente

tecnología

Title

17 de septiembre de 2020

La pandemia provocada por el Covid-19 constituye hoy día uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad en todo el mundo. Siendo la salud de los ciudadanos el mayor motivo de preocupación, no es menor la repercusión provocada en todos los aspectos de nuestras vidas, desde la economía o la preocupación laboral hasta la seguridad de nuestros seres queridos.

Nos enfrentamos a este reto con firmeza a pesar de la incertidumbre en que nos encontramos y ponemos en buena medida nuestras esperanzas en seguir disponiendo de sistemas sanitarios eficaces en la prevención y en los cuidados y que la investigación clínica sea capaz de proveernos de medicamentos eficaces, de la disponibilidad de vacunas seguras y de tecnologías que ayuden a los profesionales en el diagnostico precoz y en la mejora en los cuidados que permitan disminuir el numero de personas infectadas y la morbimortalidad de esta pandemia.

La pandemia ha puesto en evidencia algo ya conocido pero que en ocasiones soslayamos: lo más importante de un Sistema Sanitario es disponer de un personal sanitario bien formado y capacitado para atender la salud de los ciudadanos. Nada ni nadie es prescindible para dar una atención sanitaria segura y de calidad, es cierto pero, sobre todas las cosas: camas, quirófanos respiradores,TACs… el personal sanitario es lo más valioso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un llamamiento a la Sociedad para que todos contribuyamos a defender la salud de los profesionales sanitarios como la única forma de poder garantizar la seguridad de los pacientes.

No es un llamamiento injustificado. En nuestro país hasta el 9 de septiembre se han infectado 58.255 profesionales sanitarios y 63 de ellos han fallecido. Desde el 11 de mayo hasta el 12 de agosto se han infectado 7.835 miembros de este colectivo, la gran mayoría, trabajan en centros sanitarios, hospitales o centros de salud.

Creemos que estos datos demuestran lo justificado del llamamiento de la OMS, a la que debe responder toda la sociedad, desde las autoridades sanitarias, los ciudadanos, los agentes sociales, hasta las empresas, no sólo por corresponder a la responsabilidad que estos profesionales nos están demostrando diariamente, sino por que todos en esta pandemia tenemos nuestra cota de responsabilidad.

En everis así lo entendimos y desde el principio de la pandemia ofrecimos nuestro apoyo y capacidad a todas las naciones, a todos los Sistemas Sanitarios, centros sanitarios, empresas, en todo aquello en lo que, con nuestra capacidad tecnológica, técnica y de conocimiento entendieran que pudiéramos ser útiles.

Ese ofrecimiento lo hicimos tangible poniendo de manera totalmente gratuita nuestra herramienta ehCOS Remote Health que permite una atención personalizada no presencial mediante conexión telemática entre pacientes y profesionales sanitarios, así como generar protocolos agendar seguimiento de pacientes en sus domicilios, generando mapas de pacientes y de recursos disponible para facilitar la toma de decisiones. Con esta tecnología posibilitábamos de un lado la gestión de la demanda ciudadana, de manera que liberáramos las urgencias de los Centros Sanitarios de la masificación a la que estaban siendo sometidas e impedíamos que se convirtieran en riesgo de contagio para la población que acudía a ellas.

También entendíamos que viendo que más del 80% de los infectados presentaban un cuadro clínico entre leve y moderado, estos pacientes podían ser atendidos de manera segura y eficaz mediante seguimiento y atención no presencial con lo que evitábamos desplazamientos de personas con capacidad de infectación y disminuíamos la exposición de un buen número del personal sanitario.

Con este dispositivo tecnológico pretendíamos también resolver un gran problema que al principio de la pandemia se iniciaba y que ahora es un problema muy serio en todos los Sistemas Sanitarios como es la atención a pacientes agudos y crónicos con patologías no Covid-19, los cuales no pueden ser atendidos de manera presencial debido al riesgo que supone acudir a un Centro Sanitario en la actual situación y por la falta de medios debido a la demanda de ellos para la atención a pacientes infectados.

Otro ámbito en el que, en este contexto, la tecnología puede contribuir a preservar la salud de los profesionales es el de las Unidades de Cuidados Intensivos. Captando en origen e integrando todas las bioseñales y parámetros fisiológicos de los pacientes, estamos evitando la ocupación de tiempo al personal sanitario en el registro de las mismas y disminuyendo el riesgo de contagio del personal sanitario al restringir la exposición a la procuración de cuidados evitando riesgos innecesarios. Junto a la posibilidad de poder monitorizar pacientes fuera del área física de la UCI, lo que los profesionales llaman UCI sin paredes, podemos ayudar a los centros ampliar su área de atención crítica a la demanda, manteniendo el control de los pacientes mediante una estación central y siendo atendidos por personal clínico medico y de enfermería con formación y experiencia en el manejo de pacientes críticos.

En suma, queremos desde everis atender el llamamiento de la OMS en el Día Mundial de la Seguridad del Paciente sumando nuestro esfuerzo al de toda la sociedad.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario