Languages

suscríbete
Futuros tecnológicos

Title

Futuros tecnológicos

tecnología

Title

14 de octubre de 2011

Si preguntamos a la mayoría de la gente sobre el futuro de la tecnología o, más concretamente, sobre qué es una “nueva tecnología” lo más probable es que las respuestas se dirijan al ámbito de la Red. Es decir, todo el conjunto de aplicaciones web, entre las que destacan las redes sociales y los modelos de negocio que sobre ellas se están construyendo.

Es cierto que la Red es una fuente de tecnología, pero no es red todo lo que reluce. La tecnología actual es mucho más. En efecto, podemos hablar de tres grandes motores en el desarrollo tecnológico y que marcarán nuestro “futuro tecnológico”: 1) La Red y la explotación de modelos que exploten su carácter social, junto con la nueva internet de las cosas (la conexión por la Red con aparatos de medida, electrodomésticos, etc.); 2) Las nanociencias, como una fuente de nuevos materiales con aplicaciones en los campos más diversos; 3) La nueva biomedicina, basada en la convergencia entre el mundo de las TIC y las ciencias de la vida, sentando las bases para una medicina más personalizada y eficiente.

Evidentemente, cualquier clasificación tan reducida es, en cierto grado, extrema. No obstante, son varios los datos que nos dicen que por ahí van las grandes fuerzas que liderarán el cambio tecnológico en los próximos años, sin menoscabo de los significativos avances que se darán en otros campos. En apoyo de esta tesis podemos consultar la lista de las diez tecnologías más prometedoras del 2011 que publica el Technology Review. De ellas, dos tienen que ver con la red, dos se basan en materiales avanzados obtenidos por nanotecnología y tres se centran en las biociencias y sus aplicaciones.

Por otro lado, hay que destacar que la tecnología siempre se desarrolla obedeciendo a retos. Un gran reto es explotar toda la información social que tiene la Red, tengamos en cuenta que cada dos días se generan en la Red 5 Exabytes, lo que motiva la necesidad de indexar esa información (por ejemplo como hace GetGlue en el ámbito del entretenimiento). Otro reto a resolver es el energético, por ejemplo, mediante el uso del coche eléctrico. ¿Cuál es el problema?… El coste por Kwh de un batería se sitúa entre $600 y $1100, cuando el umbral de rentabilidad que se ha fijado la industria está en $400 (es destacable el trabajo realizado por Sakti3 en el desarrollo de nuevas baterías). Y sobre la internet de las cosas (M2M, “Machine to Machine”): en 2008 había 76 millones de medidores automatizados de electricidad, en el 2014 serán 212 millones, ¿cómo se gestionarán?, ¿aguantarán las redes este nuevo tráfico?

Finalmente, me gustaría destacar la singular convergencia entre el mundo de la web y la secuenciación genética que supone la empresa de 23andme. El funcionamiento es muy simple: accedes a la web y te envían un kit para que dejes una muestra biológica (saliva) con la que luego analizarán tu perfil genético, lo que te servirá para poder detectar ciertas anomalías y, de esta forma, tener la facultad de personalizar los tratamientos. Es un interesante comienzo de, como diría Jeff Jarvis, ”googelizar” la medicina.

A modo de cierre, comentar que el futuro tecnológico actual se caracteriza por una convergencia entre distintas familias de aplicaciones como no se había visto antes: por fin el mundo de las TIC se ha abierto camino hacia las ciencias de la vida, y la Red, o la ciencias de la conexión (si puedo usar este término), se han hecho verdaderamente ubicuas. El mundo actual tiene muchos problemas, pensemos mejor en retos y, como dice Tom Byers (Stanford Technology Ventures Program), convirtamos dichos retos en oportunidades para la innovación.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario