Languages

header breast cancer web

Title

Hoy la tecnología es rosa

tecnología

Title

19 de octubre de 2018

“Cuando te diagnostican un cáncer de mama la primera reacción es intentar vivirlo con naturalidad, como un mal trago que hay que pasar, pero que quieres que afecte lo menos posible a tu vida. Luego te das cuenta de que no es tan fácil y que supone una experiencia que te cambiará para siempre, quizás, positivamente”. Es una reflexión real, consecuencia de una actitud optimista, de Anna Buhigas, CIO de everis, que, además de compañera y profesional en el ámbito de la consultoría, fue, como tantas mujeres, diagnosticada de cáncer de mama hace unos años. Su experiencia le ha enseñado que, además de la actitud, hay muchos otros factores que influyen en esto del cáncer, y en torno a ellos, noticias y avances esperanzadores, algunos posibles gracias al desarrollo de la tecnología. Hoy la tecnología también se tiñe de rosa.

El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más frecuente, según la OMS. En este año se han diagnosticado en torno a 2 millones de nuevos casos de mujeres en el planeta y se prevé que afecte a 3 de cada 10 personas en el mundo, lo que significa que 1 de cada 8 mujeres desarrollará la enfermedad en algún momento de la vida. Aunque los guarismos de las cifras, si se analizan, resulten alarmantes, casi un 90% de los casos identificados, en este siglo, se curan. Pero la tasa de supervivencia no siempre transmitió esperanza. De hecho, ha aumentado considerablemente en las últimas cuatro décadas. Hace 40 años la supervivencia de las mujeres diagnosticadas estaba en torno al 75%. En la actualidad, ese porcentaje supera el 90%. La investigación y la medicina son responsables de la mayor tasa de supervivencia, pero el uso de la tecnología, una vez más, es un buen aliado en la lucha contra la enfermedad.

A Anna Buhigas le encanta pasar tiempo con su familia, viajar y sentir que su vida está llena de nuevos retos. Es licenciada en Filología hispánica, profesión que ejerció en sus inicios. Después de cursar un Máster de Ciencias en Sistemas de la Información en la Universidad de Kent, su carrera se reorientó al ámbito tecnológico. Comenzó su trayectoria en Londres, en el departamento de IT de una empresa del sector Retail, y, a su vuelta a Barcelona, se incorporó a everis. Han pasado 18 años en los que ha ocupado distintas posiciones y responsabilidades en la compañía, primero como consultora en el ámbito del Sector Público y, posteriormente, desde las áreas de soporte a negocio. Actualmente es la Responsable Global de IT & Organización y CIO de everis.

Anna recibió la noticia de que tenía cáncer en septiembre de 2011, después de que ella misma se notase un bulto a los pocos meses de su última mamografía. La primera reacción fue un cóctel variado de sensaciones, sentimientos, miedo e incertidumbre. En su caso, y después del susto, la primera intención fue intentar llevarlo con la mayor normalidad posible. “Me asusté tanto que los primeros días no podía pensar con claridad. Recuerdo días irreales mientras me hacían las pruebas para ver si el cáncer se había extendido y el mal trago de contar lo que estaba sucediendo a la gente que me quiere. Sólo cuando recibí el diagnóstico y supe que, si todo iba bien, me iba a curar, pude empezar a recomponerme”.

La vivencia y experiencia de Anna abren un debate interesante respecto a qué sucede conforme se va avanzando en los sucesivos estadios del tratamiento y, sobre todo, cuando la persona tiene que reintegrarse a su vida anterior. “Físicamente el cáncer me ha dejado marcada pero, más profundo que eso, mi escala de valores es ahora claramente diferente a la que tenía antes. Realmente me costó mucho reintegrarme en mi vida anterior, sobre todo en el entorno profesional, tan acelerado y despersonalizado en las relaciones”. Por eso, suponen una herramienta de suma importancia en estos momentos las políticas de flexibilidad y conciliación implantadas en las empresas, desde la flexibilidad de horarios al teletrabajo. Otras medidas adoptadas como el hecho de recibir por parte de la compañía el salario íntegro en caso de una baja, ayudan en estos momentos difíciles.

“El cáncer es una experiencia dura, pero el proceso no acaba cuando acaban los tratamientos. Vuelves a la oficina, todo el mundo cree que ya estás lista para la acción y tú sólo te sientes débil, desconocida físicamente incluso para ti misma y muy vulnerable”.

La tecnología contra el cáncer: Nanotecnología, Inteligencia Artificial y Big Data 

La persistente lucha contra el crecimiento de la enfermedad se combate también en el ámbito de la tecnología y parece que investigación tecnológica y detección temprana son casi una sinestesia.    

Un porcentaje elevado de las mujeres que vivimos en países desarrollados sabemos que la detección temprana es fundamental. Las mamografías, que por consenso de la comunidad médica se recomiendan hacer anualmente a partir de los 40 años, son pruebas diagnósticas con eficacia probada durante años en la detección temprana. “Cuando escucho a alguna mujer diciendo que no se ha hecho una mamografía en años me da tristeza. Cómo puede ser, si desafortunadamente todas conocemos a gente que ha pasado por un cáncer de mama”. Comparte Anna. En la detección la Inteligencia Artificial ha llegado, entre otras muchas cosas, para educar a las máquinas, y, gracias a ella, la fiabilidad de las mamografías ha pasado del 88% estándar al 91% en términos de precisión en la detección de las células cancerosas, al incluir en los aparatos nuevos algoritmos que aportan mayor cantidad de información e imágenes más precisas y con colores, que ayudan a distinguir entre células sanas y cancerígenas y, además, a reducir el número de falsos diagnósticos. 

Y de la mano de la Inteligencia artificial camina la aplicación del Big Data,  que contribuye a crear modelos avanzados de análisis de datos, que extraen la máxima información relativa a un tumor en una paciente en las etapas más tempranas de la enfermedad y son capaces de incorporar la información genética junto a la imagen médica para ayudar a la elección del tratamiento.

“Aunque la actitud es esencial, quizás lo más importante para salir adelante, no lo es todo. Conforme avanzas en el tratamiento se te va generando una clara consciencia de la importancia de los avances médicos y de la tecnología en tu diagnóstico y calidad de vida”.

Por su parte, la Nanotecnología, que estudia y diseña aplicaciones de materiales, dispositivos y sistemas para controlar la materia a un nivel de nanoescala, es decir, a nivel atómico y molecular, en el caso de los tumores y mediante la gestación de los nanomedicamentos ha supuesto una ayuda para encontrar las células cancerígenas, esas que no se distinguen de las demás haciendo posible que se extienda un cáncer hasta hacer metástasis, que es lo más miedo da a cualquier persona diagnosticada. 

La importancia de la inmunoterapia y los tratamientos personalizados

Más allá del entorno tecnológico, a día de hoy la palabra inmunoterapia se ha transformado en un sinónimo de optimismo. Como concepto la inmunoterapia es el uso del propio sistema inmunitario de la paciente para atacar las células tumorales, generalmente mezclando el uso de anticuerpos y fármacos.

“Mi diagnóstico mejoró enormemente gracias a un fármaco que fue usado por primera vez en 1998, sólo 13 años antes de que yo enfermara. Sin él, dada la agresividad de mi tumor y su rápido crecimiento, no sé si hoy estaría aquí”, relata Anna. 

El mes de octubre comenzaba con la noticia en todos los medios de comunicación de que los que padres de la inmunoterapia, el investigador del centro de Cáncer MD Anderson de Houston, James Allison, y el inmunólogo japonés, Tasuku Honjo, conocido por haber identificado la proteína 1 de la muerte celular programada, recibían el premio Nobel de Medicina 2018 por desarrollar investigaciones clave para el desarrollo de las nuevas terapias contra el cáncer. 

Y en este contexto, hace pocos meses se compartía a nivel mundial la noticia de la curación de un cáncer de mama con metástasis, por primera vez, gracias a un tratamiento experimental con inmunoterapia desarrollado por el Instituto Nacional del Cáncer de Maryland, Estados Unidos. Se trataba de Judy Perkins, una mujer con metástasis en distintas partes del cuerpo y que ya es sinónimo de esperanza para el cáncer de mama avanzado.  A Mery le inyectaron 90.000 millones de células inmunes para matar su cáncer. Quizá en poco tiempo haya muchas Judys compartiendo su historia. Y muchas Annas.

 



En everis hoy más que nunca nos sentimos orgullosos de apoyar el talento que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y hacer del mundo un lugar mejor. ¿Cómo lo hacemos?

A través de los Premios everis al emprendimiento.

2018 - Proyecto semifinalista,  RUBYnanomed (España): Sistema no invasivo para monitorizar en tiempo real la progresión del cáncer. Más info

2017 - Proyecto semifinalista, Pegasemp (Portugal): Nanopartícula dirigida a tumores que proporciona un tratamiento seguro y eficaz para el cáncer. Más info.

2017 - Proyecto finalista, Higia Technologies (México): Dispositivo que detecta el cáncer de mama de una manera eficaz en etapas tempranas. Más info.

 

Categorías

3 Comentarios

  • FJ

    2018-10-19 at 10:53

    Franscisco José

    said:
    Doy mi apoyo incondicional a todas las mujeres y a aquella tecnología que pueda facilitarles la vida antes-durante-despues con el fin de que desaparezca o reducirlo, independientemente de cualquier edad, antes este problema de salud. Por desgracia, tengo experiencia de cancer de otro tipo en familia directa y en mi persona, y no me importa decirlo, ya que tambien a fecha de este escrito, llevo 11 años trasplantando de un riñon, tanto mi familia como yo, conocemos y sufrimos el dia a día, las enfermedades de larga duración, en donde toda ayuda social y psicologica, es poca. Asimismo, solo como nota puntual, soy miembro activo de una Asociación de Ayuda a la Oncología Infantil, en la Comunidad de Madrid (ASION) y participo alternativamente en actividades con otra Fundación de Oncología Infantil en Castilla-León (PYFANO). ¡Animo y mucha suerte a todas! Podéis contar conmigo.
  • V

    2018-10-19 at 14:19

    Virginia

    said:
    La tecnología puede ayudar mucho a la medicina...sigamos apostando por ello!!!!
  • RG

    2018-10-20 at 02:16

    Romina Giobellina

    said:
    Excelente articulo! Me siento muy identificada con cada palabra...en el 2015 me detectaron cancer de mama y hoy sigo con mi tratamiento, despues de haber pasado por unas cuantas cirugias y quimioterapia. Mi entorno familiar y de amistades me ayudaron mucho para que hoy pueda contar mi historia y everis (mis compañeros de trabajo) fueron parte de mi proceso de sanacion. Como siempre agradecida de tanto cariño y contencion... Si se puede! Gracias por tener presente este dia tan importante para todas las mujeres

Deja tu comentario