Languages

suscríbete

Title

Ventajas e inconvenientes de las metodologías ágiles

tecnología

Title

8 de junio de 2015

Las metodologías ágiles (Agile), como SCRUM, se han usado típicamente para la implementación de proyectos de desarrollo de software. Sin embargo, el uso de metodologías ágiles como COM agile, desarrollada por everis, en la implementación de soluciones PLM (Product LifeCycle Management) no es tan habitual.

De hecho, hoy en día se puede afirmar que la mayoría de proyectos de implementación de soluciones PLM se llevan a cabo mediante la metodología de implementación en cascada, Waterfall, que tiene su origen en el año 1956. ¿Los motivos? Diversos, así como las bondades y los inconvenientes.

Ventajas:

  • Su ciclo de vida es simple y fácil de entender: captura de requisitos, diseño de la solución, configuración / desarrollo, test, implementación y mantenimiento.
  • Su aproximación es “disciplinada”: Basada en una definición exhaustiva del trabajo, una revisión sistemática en hitos y énfasis en el control y la documentación del proyecto.

Inconvenientes:

Por ejemplo: supongamos que una compañía quiere optimizar su proceso de oferta con el objetivo de reducir el tiempo que invierte en entregar una propuesta a sus clientes y para ello lleva a cabo una re-ingeniería de este proceso.

Supongamos también que en el momento en que se llega a la fase de test de la implementación en cascada de la solución PLM se descubre que la mejor manera de reducir este tiempo es analizar el coste del proyecto en paralelo desde las diferentes áreas industriales involucradas en el proyecto.
En este ejemplo, se ha desperdiciado un tiempo muy valioso en la fase de configuración de la solución.

Una alternativa a este tipo de situaciones es la implementación de soluciones PLM utilizando la metodología COM agile, que permite llevar a cabo entregas parciales de la solución: Al final de cada “sprint” (cuya duración oscila entre las dos y las cuatro semanas), se dispone de una parte de la solución que, si es validada, se puede poner en marcha.

En cualquier caso, el integrador de la solución recibe feedback del cliente al final de cada sprint, durante una reunión denominada Sprint Review y ello permite detectar de manera temprana desviaciones como la del ejemplo y corregirlas inmediatamente.

Aunque no es fácil utilizar metodologías ágiles y garantizar simultáneamente un alcance, un plazo de entrega y un determinado equipo de trabajo, COM agile no solo se puede utilizar en proyectos estimados en base a un trabajo fijo, los llamados proyectos time & materials sino que también se puede utilizar en los proyectos conocidos como “cerrados” donde se parte de un alcance fijo inicial cuyo contenido puede ser “reemplazado” si durante el proyecto surgen necesidades de mayor prioridad.

  • Las fases de diseño y de configuración de una solución PLM suele ser más larga y compleja cuanto mayor es el alcance del proyecto. Y cuanto mayor es este alcance, más probable es también que al llegar a la fase de test se descubra que el enfoque dado a la solución no se ajusta con las necesidades de negocio.
  • Cuanto más tarde se descubren este tipo de faltas de alineamiento entre necesidades y soluciones aportadas, más complejo es reconducirlas y más tiempo se tarda en hacerlo.
  • En consecuencia, en este tipo de proyectos la planificación puede ser engañosa y se corre el riesgo de que aparezca lo que se conoce como “deuda técnica”.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario