Languages

M2M retos y oportunidades para las operadoras telco

Title

M2M: retos y oportunidades para las operadoras telco

telecom

Title

3 de mayo de 2012

En los últimos tiempos podemos leer todas las semanas infinidad de notas de prensa que hablan sobre la evolución imparable de las comunicaciones M2M. Quizás a día de hoy pueda parecer más el ruido que las nueces pero algunas previsiones hablan de 50.000 millones de máquinas conectadas en 2020 como base de lo que será el internet del futuro, lo que se conoce como “Internet de las Cosas”.

La explosión del mercado M2M implica para las operadoras de comunicaciones una interesante oportunidad de desarrollar un nuevo mercado, alternativo a su negocio tradicional ya muy saturado por la alta penetración de líneas móviles en el ámbito residencial y corporativo. Conscientes de esta situación las operadoras se han lanzado a la conquista de este nuevo mercado y muchas han formado sus propias divisiones de M2M (Telefónica, Vodafone, Deutsche Telekom, Orange, Sprint, Verizon…)

Sin embargo, el mercado M2M no implica una fácil generación de ingresos por la simple adhesión de nuevas líneas y clientes.

Las operadoras deben tener presente que no se puede aplicar el mismo modelo de negocio a los dispositivos M2M que a los móviles.

A sabiendas que, los rendimientos medios por línea, los costes de captación y de retención, las tasas de churn, las dinámicas comerciales o los costes logísticos de este mercado emergente de comunicaciones entre máquinas son muy diferentes a los del mercado tradicional de comunicaciones entre personas.

Si nos centramos en la conectividad, parece claro que los dispositivos M2M reportan unos beneficios muy inferiores a los que obtienen por los servicios de voz y datos. El rendimiento medio por usuario, ARPU, es muy superior al rendimiento por dispositivo, ARPD. En términos generales podemos estar hablando de un ratio de 10:1, si bien, puede ser mucho mayor en los casos en los que el dispositivo no cuente con conectividad propia por formar parte de una red inalámbrica de sensores. Estas redes inalámbricas de sensores (WSN) se comunican utilizando frecuencias de las bandas de radio libres y sólo se conectan a la red del operador en determinados puntos de acceso.

De lo dicho, y atendiendo únicamente al ARPD, el mercado M2M podría parecer económicamente no viable, pero considerando el conjunto puede llegar a tener un potencial mayor que todo el actual mercado Telco. Pero, ¿dónde debemos buscar ese potencial? Dado lo reducido del ARPD y lo elevado del número de dispositivos que se espera, siete veces superior al de personas, la métrica clave para las operadoras debe ser el margen. La única forma de obtener márgenes altos en entornos con ingresos bajos es la reducción de costes y el aumento de los ingresos a través de la aportación de servicios de valor asociados.

Según un informe elaborado por Yankee Group, liderar la industria M2M implica ofrecer soluciones integrales y disponer de expertise vertical. Dos aspectos que la mayoría de los clientes consideran diferenciales e imprescindibles, y que ninguno de los agentes de la cadena de valor tiene capacidad para ofrecer por sí solo.

Las operadoras ocupan un lugar propicio para posicionarse como agregador del ecosistema M2M al ser uno de los proveedores clave. Sin embargo, la alta fragmentación de la cadena de valor del M2M, en la que se identifican grupos aislados de experiencia, gran número de interfaces de proveedor/comprador, que conducen a productos complicados, altos costes de desarrollo y un elevado time-to-market, no hace fácil ocupar esa posición de liderazgo.

Será necesario para la operadora poder establecer alianzas estables y duraderas, a través de acuerdos win-win, para convertirse en un proveedor integral, evitando quedarse relegado a un mero proveedor de comunicaciones por la falta de conocimiento vertical de las diferentes industrias.

Los modelos de negocio para las soluciones M2M aún no están claros. Aunque de lo dicho podemos concluir que necesitamos buscar modelos de negocio que permitan reducir costes, incrementar los ingresos y agregar la cadena de valor M2M.

Prácticas como la compartición de infraestructuras de red y de módulos de comunicaciones M2M, o los servicios en Cloud podrían ayudar a la reducción de CAPEX, mientras que la utilización de plataformas de gestión de dispositivos permitirá la reducción de OPEX.

Los servicios Cloud y las plataformas de gestión de dispositivos ya están a la orden del día, sin embargo, hablar de compartición de infraestructuras M2M implica un alto grado de estandarización a nivel tecnológico que aún tardaremos algunos años en alcanzar.

Categorías

Etiquetas

0 Comentarios

Deja tu comentario

Los más leídos