Languages

suscríbete
Energy

Title

La energía, esa gran desconocida

utilities & energía

Title

15 de enero de 2018

Estamos en un momento de cambio constante y a todos los niveles, un fenómeno que ha supuesto entre otras cosas la evolución dentro de un sistema eléctrico que a día de hoy cada vez presenta mayores oportunidades y nuevos modelos de negocio. Esta evolución se ha convertido en un desafío para el modelo tradicional tal y como lo hemos conocido, apostando por un desarrollo energético que ha puesto su foco en las tecnologías renovables (Cleantech).

Las políticas energéticas de la UE, el impulso de las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias en generación distribuida junto con el autoconsumo energético de un prosumer que interacciona con la red eléctrica, son algunas de las razones que están impulsando la transformación de un sector eléctrico que se presenta cada vez más prometedor. Pero, ¿conocemos realmente el papel que tiene la energía en la Unión Europea? ¿Es España realmente un país con potencial energético?

La energía en Europa

La UE marca el camino para los países europeos en la línea del desarrollo de las energías renovables. El sector de la energía ofrece empleo a casi 2,2 millones de personas repartidas en 90.000 empresas en toda Europa, lo que hace de este uno de los sectores más importantes para la economía.

La dependencia energética de las importaciones de la UE ya representa un 74%, donde los precios que se establecen en la energía afectan en gran medida a la competitividad de todos los sectores económicos. De hecho, representan el 6% del gasto en los hogares.

La transición hacia un sistema energético limpio que beneficie a todos parece haberse convertido en lo realmente fundamental, de ahí el surgimiento de numerosos acuerdos a lo largo de los años. Winter Package, es el nombre elegido para la última propuesta que ha publicado la Unión Europea y que gira en torno a tres focos principales: anteponer la eficiencia energética, liderar en energías renovables y ofrecer un trato justo para los consumidores.

Todo ello forma parte de una carrera de fondo que avanza hacia una meta muy clara: el aumento de la eficiencia energética por parte de las empresas.

¿Y en España?

España es un país con un grandísimo potencial para la generación de energía mediante fuentes renovables, principalmente mediante energía eólica y energía solar. De hecho, cuenta con una potencia instalada para generación eléctrica que se distribuye a través de una red de transporte/distribución de más de 43.000 km.

Sin embargo, a pesar de haber sido uno de los países referentes a nivel europeo y mundial en lo que a energías renovables se refiere, España es un país muy dependiente energéticamente y presenta una evolución más lenta respecto a otros países. Las medidas impulsadas por la UE parecen actuar como “salvavidas” de una situación en la que se prevé un desarrollo  considerable en materia de energías renovables, orientado hacia la generación distribuida, cuyo uso disminuye la contribución de energías convencionales, y al autoconsumo energético.

Pero esto no es todo, dentro del sector energético está surgiendo un nuevo ecosistema en el que las startups, que enfocan su estrategia en la innovación disruptiva, y los “Gigantes tecnológicos”, que apuestan  por el valor diferencial que estas Startups aportan al mercado, son elementos cruciales. El informe Energy trends, uno de los estudios que realiza everis, ha concluido con unos datos de más de 2000 Startups que centran sus inversiones en la generación distribuida con un capital total que supera los 22,9 B$, proveniente de más de 1000 inversores diferentes.

Se hace evidente de esta manera la importancia de impulsar el desarrollo del sistema eléctrico actual a un entorno basado en la generación distribuida, en el que la producción energética sea realizada a través de fuentes renovables.

Categorías

0 Comentarios

Deja tu comentario

Post relacionados

Alberto Domínguez Serra
Alberto Domínguez
32
ciberseguridad
María Eugenia Barrantes
41
utilities & energía

Los más leídos